La insuficiencia ovárica, más conocida como la menopausia, no es otra cosa que la finalización permanente e irreversible de la menstruación. Llegando así a su etapa final el periodo reproductivo de la mujer.

La palabra menopausia debe su origen etimológico al vocablo francés Ménopause, palabra creada por el médico Charles de Gradanne, quien tomando los verbos griegos men y pausis (mes y cese, respectivamente) desarrolló el término en cuestión.

La insuficiencia ovárica suele aparecer en la mujer alrededor de los 49 años. Este periodo es precedido por el climaterio, fase en la cual la menstruación tiende a ser menos frecuente volviéndose irregular, siendo un momento de transición entre la etapa reproductiva y la etapa no reproductiva.

Por causas en su mayoría desconocidas para la ciencia, este periodo suele adelantarse para el 2% de las mujeres, llegando incluso a presentarse a la edad de 39 años siendo esto conocido como Insuficiencia Ovárica Prematura  o Menopausia Precoz.

Comúnmente este fenómeno suele asociarse a anomalías genéticas, patologías autoinmunes ó factores externos.

Entre las causas genéticas o autoinmunes, la insuficiencia ovárica prematura es relacionada a otras patologías o síntomas clínicos que se manifiestan en la mujer o en miembros de su familia.

Las anomalías genéticas más comunes están relacionadas con el cromosoma X: anomalías en el número de cromosomas (síndrome de Turner) o anomalías en el cromosoma mismo (síndrome de ´´X´´ frágil).

Cuando las causas son de origen externo, la extirpación de los ovarios es la más evidente. El hecho de haber recibido tratamientos quimioterapeuticos y/o radioterapias en la infancia o niñez pueden también ser las responsables.

La mujer afectada por la menopausia precoz o prematura debe recibir tratamiento médico inmediato por encontrarse más expuestas a riesgos y trastornos causados por una baja e irregular producción de hormonas.

Un adecuado tratamiento hormonal, un aporte adicional de calcio y eventualmente otros medicamentos son necesarios para disminuir los problemas como fracturas debido a osteoporosis.

Si crees que tienes menopausia prematura o precoz procura consultar con tu médico de confianza sobre las opciones de tratamientos y las medidas preventivas más adecuadas.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies