¿Te dan ataques de calor de forma repentina y principalmente en las noches? ¿Sientes menos deseo sexual? ¿Tienes dificultades para conciliar el sueño? ¿Tus periodos menstruales son irregulares? Si estás sobre los 39 años o en los primeros de los 40 es probable que estés experimentando la pre-menopausia.

¿Qué es la pre-menopausia?

Es el proceso transitorio que se da entre tu vida fértil y la menopausia.

Dado que es una etapa pasajera los síntomas tienden a variar en cada mujer, es bastante frecuente que sea confundido con la menopausia o incluso con los malestares que los sucesos estresantes de la vida diaria puedan producir.

Los síntomas de la pre-menopausia son particulares en cada caso, más existen ciertos parámetros generales, entre ellos tenemos el tiempo de duración de la pre-menopausia, la cual dura, normalmente, de tres a cuatro años.

Aunque hay mujeres a las cuales sólo les afecta por algunos meses y a otras les persiste hasta por una década.

Para saber si ya acabó tu periodo pre-menopáusico debes de haber contabilizado un año consecutivo sin menstruación (de haberse cumplido esto ya te encuentras en la Menopausia).

Otros de los síntomas más comunes son:

  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Ataques de calor o sofocos durante la noche
  • Menstruaciones irregulares
  • Falta de deseo sexual
  • Resequedad vaginal
  • Cambios de estado de ánimo repentinos
  • Dolor al momento de tener relaciones sexuales.

Si tienes más de tres de los síntomas antes mencionados te recomendamos visitar a tu médico de confianza. Es muy importante que lleves un registro de tu menstruación para que cuando visites al médico te pueda ayudar mejor.

¿Por qué se produce la pre-menopausia?

Tras todos los síntomas de la pre-menopausia se esconde una variación hormonal, principalmente en el nivel de estrógeno. Tu cuerpo se está preparando para dejar de ser fértil.

Mientras te encuentres en la etapa fértil de tu vida, la cantidad de estrógeno subirá y bajará de manera predecible durante tu ciclo menstrual.

Los niveles de estrógeno son controlados principalmente por dos hormonas: la folicoestimulante y la luteinizante.

Son éstas aquellas que dan la señal para que la ovulación se produzca. Cuando el óvulo es expulsado, los folículos que se quedan en el ovario producen progesterona y estrógeno con el fin de preparar el cuerpo para un posible embarazo.

Cuando no hay embarazo, el nivel de progesterona disminuye, siento ésta la señal para iniciar el sangrado menstrual. Así se da paso a un nuevo ciclo.

Al final de los treinta, principios de los cuarenta, la producción de estrógenos disminuye. Siendo este cambio a niveles hormonales el que provoca los trastornos consecuentes.

¿Puedo quedar embarazada durante la Pre-menopausia?

Absolutamente. Aunque no tengas tus periodos de manera constante aún sigues ovulando. El uso de algún método anticonceptivo es determinante.

Particularmente, te recomendamos que vayas donde tu médico de confianza, él sabrá orientarte de modo personalizado y desde un punto de vista profesional.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies