Banner Menopausia idea2 mejor convers

Sofocos en la Menopausia

Se calcula que alrededor del 85% de las mujeres en los EEUU padecen sofocos de algún tipo cuando se acercan a la menopausia y durante los dos primeros años posteriores al cese definitivo de su período menstrual. Y entre el 20%  y el 50% de estas mujeres siguen teniendo sofocos algunos años más. Conforme pasa el tiempo la intensidad disminuye.

Los sofocos por lo general duran solo un par de minutos, sin embargo en algunas mujeres los sofocos pueden durar hasta 30 minutos.

El efecto secundario más obvio de los sofocos es el sudor. La cantidad de sudor que el cuerpo va a producir puede variar según la etapa o  fase de la menopausia en que se encuentre la mujer, la dieta y los medicamentos que esté tomando. En general cuando la transición entre la perimenopausia y la menopausia es muy rápida, se pueden esperar síntomas más severos.

Los sofocos también pueden producir ansiedad en quienes lo padecen debido a que son difíciles de predecir.

La mayoría de las mujeres experimentan sofocos leves o moderados, pero en aproximadamente un 10% o 15% de las mujeres que atraviesan la menopausia los sofocos son tan severos que es recomendable buscar atención médica.

Los sofocos suelen ser particularmente graves después de la menopausia quirúrgica y de la menopausia inducida por quimioterapia.

En algunos casos los episodios pueden ser tan intensos y repentinos que se los puede confundir con un ataque al corazón.

También es importante tener en cuenta que en aquellas personas que fuman los vasos sanguíneos pierden parte de su capacidad para irradiar calor, lo que puede hacer que los sofocos sean más severos.

Causas de los sofocos

Los sofocos son causados principalmente por los cambios hormonales de la menopausia, pero también pueden influir el estilo de vida y el uso de medicamentos.

El hipotálamo es la parte del cerebro responsable de controlar, entre otras cosas, el calor corporal. La disminución de los niveles de estrógeno tiene un efecto directo sobre el hipotálamo.

De algún modo la disminución en los niveles de estrógeno confunde al hipotálamo el cual lee erróneamente que la temperatura corporal es alta.

El cerebro responde enviando un alerta general al corazón, los vasos sanguíneos y el sistema nervioso. El mensaje se entrega al instante, y el corazón comienza a bombear más rápido, los vasos sanguíneos se dilatan y las glándulas sudoríparas empiezan a liberar sudor.

Este mecanismo es la manera que tiene el cuerpo de impedir su sobrecalentamiento en verano. Pero cuando se activa debido a una disminución de estrógeno, la respuesta del cerebro puede resultar muy incómoda y molesta.

La temperatura de la piel de algunas mujeres puede aumentar seis grados centígrados durante un sofoco.

Factores desencadenantes de los sofocos

Algunos de los factores desencadenantes de los sofocos son:

  • El alcohol.
  • La cafeína.
  • Pastillas para adelgazar.
  • Fumar.

Tratamientos

Es aconsejable siempre empezar con el método menos agresivo para tratar los síntomas menopáusicos. Los sofocos están relacionados con los niveles bajos de estrógeno, pero existen otros factores que pueden provocarlos.

Los estudios demuestran que los medicamentos no siempre son útiles para tratar los sofocos. Antes de iniciar una terapia de reemplazo hormonal, la cual puede aumentar el riesgo de cáncer de mama y no es recomendada para mujeres que han sido diagnosticadas con este tipo de cáncer, se puede empezar con métodos más naturales y menos agresivos.

Existen algunas acciones que pueden llevarse a cabo para ayudar a reducir los sofocos, tales como:

  • Vestirse en capas, en caso de sufrir un sofoco poder sacarse algo de ropa.
  • Utilizar camisas de cuello abierto.
  • Tener siempre una bebida fresca a mano.
  • Si es necesario usar un abanico o un ventilador de mano para refrescarse.
  • Usar sábanas de algodón.
  • Usar pijamas de algodón.
  • Tomar una ducha fría antes de acostarse.

Cambiar la dieta

Una dieta baja en grasas puede ayudar a prevenir los sofocos. Perder peso cuando se tiene exceso de peso puede ayudar, pero si se está demasiado delgada se pueden empeorar los síntomas.

La relajación y la reducción del estrés

Cuando se tiene problemas para lidiar con el estrés, por ejemplo cuando una mujer ha sido sometida a tratamiento para el cáncer de mama, se pueden encontrar algunas técnicas que ayudarán a minimizar los efectos devastadores del estrés en el cuerpo, tales como:

  • Ejercicios de relajación.
  • Masajes.
  • Ejercicios de respiración.
  • Meditación.
  • Yoga.
  • Visualización.

Ejercicio físico

Es recomendable hacer ejercicio físico durante 30 minutos todos los días, ya sea caminar, correr, andar en bicicleta, u otra actividad.

Pero es importante mencionar que es aconsejable no hacer ejercicio a menos de 3 horas de irse a la cama, para ayudar a prevenir los sudores nocturnos. 

Cohosh negro

Esta es una opción popular para la disminución de los sofocos, aunque no hay evidencia suficiente que la avale. Son muchas las mujeres que dicen que el Cohosh negro proporciona un alivio eficaz contra estos y otros síntomas de la menopausia, como las palpitaciones, la ansiedad y los dolores de cabeza.

Isoflavonas

Estas se encuentran generalmente en las leguminosas como la soja y el trébol rojo. Las dos isoflavonas de la soja involucradas en el alivio de los síntomas de la menopausia son la ginesteína y la daidzeína, también conocidos como fitoestrógenos. El trébol rojo (o Trifolium pratense) contiene isoflavonas similares a la soja.

Vitamina E

Según estudios la vitamina E puede ayudar a reducir la incidencia y gravedad de los sofocos y la sudoración nocturna durante la menopausia. 

Terapia de reemplazo hormonal

Esta terapia puede disminuir mucho los síntomas de la menopausia. No obstante, la terapia de reemplazo hormonal puede acrecentar el riesgo de accidentes cerebrovascular, cáncer de mama y demencia, además de otros riesgos potencialmente graves.

Los especialistas recomiendan probar otras alternativas antes de iniciar la terapia de reemplazo hormonal. En caso de ser necesaria la TRH se sugiere tomar la dosis más baja que alivie los síntomas y hacerlo durante un tiempo tan corto como sea posible.

Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina

Los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina o ISRS son una clase de antidepresivos que comúnmente se utilizan para el tratamiento de la depresión. Sin embargo existen estudios que indican su eficacia en el alivio de los sofocos.

Importante: antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento es recomendable concurrir a un médico especialista para asesorarse adecuadamente.

Quizás también te interese:

Descarga GRATIS Nuestro Reporte Sobre Menopausia - Todo lo que Necesitas Saber para Vivir Mejor


Descarga AHORA TOTALMENTE GRATIS el reporte sobre Menopausia que Resolverá todas Tus dudas...

Aprenderás sobre: Qué es exactamente la menopausia, sus síntomas y causas, cómo se diagnóstica, cuáles son sus etapas, a qué edad comienza, qué es la menopausia inducida, qué es la menopausia prematura, qué tratamientos Convencionales y Alternativos hay a tu disposición, y muchas cosas más...

Ingresa Tu Email Abajo y en 5 minutos lo estarás leyendo...

New Graphic

Tu privacidad está 100% segura. Podrás darte de baja con un solo clic.

OMSICA La Meditación del Futuro