La menopausia es una fase más en la vida de la mujer, por ello no siempre es menester planificar un tratamiento médico.

No obstante, sí es cierto que durante este periodo aparecen muchos síntomas que podrían ser muy molestos para las mujeres y que, de presentarse,  pueden provocar una serie de complicaciones que sí precisan medidas terapéuticas.

Es necesario dejar en claro que todo tratamiento para los síntomas de la menopausia tiene efectos benéficos, pero ellos están acompañados de efectos secundarios, por lo que las medidas farmacológicas deben emplearse cuando sean requeridas, es decir, cuando se presenten los síntomas, por lo que no está indicado el tratamiento farmacológico para prevenir la aparición de los síntomas.

Tratamiento Sustitutorio de Hormonas

Dado que el principal responsable de los síntomas de la menopausia es la reducción de los estrógenos, la medida farmacológica de elección es la administración de éstos.

Existen diversos preparados de estrógenos y sus vías de administración también son de lo más diversas. Es así como encontramos cremas vaginales, inyecciones, administración por vía oral, entre otros.

La eficacia de dichos tratamientos está probada en síntomas como:

  • La falta de libido
  • Las sofocaciones.
  • Los síntomas psíquicos.
  • Las alteraciones cutáneas y genitales.
  • La disminución de la pérdida de masa ósea.

Sin embargo, debe tomarse en cuenta que el tratamiento Sustitutorio de Hormonas no está libre de riesgos, los que se deben tomar en cuenta, principalmente, son los siguientes:

  • Riesgo de desarrollar cálculos en la vesícula biliar.
  • Carcinoma de ovario.
  • Adenocarcinoma de endometrio.
  • Proliferación del epitelio de la mama, con aumento de riesgo en contraer cáncer.
  • Aumento del riesgo de enfermedad tromboembólica.

Otros tratamientos con hormonas

Si los estrógenos estuviesen contraindicados podría contemplarse como alternativa el uso de gestágenos solos o la tibolona, que es un esteroide con acción estrogénica y que suele ser muy útil en el tratamiento de los síntomas y como protección de la masa ósea.

Otra posibilidad de tratamiento son los moduladores selectivos de los receptores de estrógenos. Los más utilizados son el tamoxifeno y, sobre todo, el raloxifeno, que casi no tiene efectos secundarios y se administra cómodamente.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies