Los fitoestrógenos pueden ser hallados tanto en plantas como en animales. Son esteroles, esto significa en pocas palabras que son un grupo mayormente de alcoholes sólidos insaturados, como el colesterol, y se encuentran en los tejidos grasos tanto de plantas como de animales.

Los fitoestrógenos son básicamente estrógenos y son químicamente similares a la hormona estrógeno producida por los humanos y ayudan a prevenir varias enfermedades y al buen funcionamiento de determinados órganos.

Cuando una mujer llega a la menopausia, y luego de ella, sufre una deficiencia de éstos incluirlos en la dieta por lo tanto puede ayudar a disminuir el riesgo de condiciones provocadas por hormonas como cáncer de mama, enfermedad cardíaca, colesterol alto y osteoporosis.

Si bien no existe un requisito diario recomendado estandarizado de cuánto fitoestrógenos se deben incluir en la dieta, se recomienda que aquellas mujeres que están transitando la menopausia, o que ya la han transitado, intenten incluirlos en su alimentación.

Sin embargo hay que tener en cuenta que añadir grandes cantidades (demasiados) puede conducir a efectos colaterales serios por lo que se recomiendo incluirlos con moderación y de ser posible siempre consultar con el médico sobre si es seguro en cada caso particular incluirlos en la dieta y en qué cantidades.

Existen una serie de alimentos que son ricos fitoestrógenos, los cuales se detallan en las siguientes páginas.

Si te resultó de interés este artículo y te ha sido útil, compártelo en tus redes sociales favoritas para que llegue a más personas. Muchas GRACIAS!!! 😉
Don`t copy text!