Sequedad Vaginal en la Menopausia ▷ Síntomas, Causas y Cómo prevenirla y Aliviarla [Actualizado 2020]

Sequedad Vaginal en la Menopausia - Síntomas, Causas y Cómo prevenirla y Aliviarla

La sequedad vaginal en la menopausia es uno de los problemas “ocultos” que conlleva la llegada de esta etapa, provocando diversos síntomas molestos como sensación de irritación, molestias al orinar, picor, quemazón en la zona y dolores durante la práctica de relaciones sexuales.

La sequedad vulvar en la menopausia es una de las consultas más frecuentes de aquellas mujeres que han llegado a esta etapa o fase de su vida.

En este artículo intentaremos explicarte por qué se produce, cuáles son los síntomas que deberías tener en cuenta para considerar acudir a un especialista y cómo puedes aliviarla y tratarla.

Por ello si estás padeciendo de resequedad vaginal en la menopausia o te preocupa que te pueda pasar más adelante no dejes de leer por completo este artículo.

¿Qué es la sequedad vaginal?

Qué es la sequedad vaginal

La sequedad vaginal, también llamada sequedad vulvar, vaginitis debida a disminución en los estrógenos, vaginitis atrófica o resequedad vaginal por menopausia, afecta aproximadamente a la mitad de las mujeres que se hayan en la menopausia.

Por ello es importante mantener una buena salud vaginal durante la menopausia. Y en este sentido una buena salud vaginal se sostiene sobre dos pilares: la flora y la mucosa.

En condiciones normales la pared de la vagina produce mucosa que es una especie de lubricante natural y tiene como principal función hidratar la zona de la vagina.

Por otro lado, la flora vaginal está encargada de mantener protegida a la vagina de manera natural.

Cuando estos dos elementos no funcionan de la manera adecuada se suele presentar la sequedad vaginal.

¿Por qué es frecuente la sequedad vaginal en la menopausia?

Por qué es frecuente la sequedad vaginal en la menopausia

Los estrógenos son las hormonas femeninas encargadas de mantener la vagina lubricada y saludable. En condiciones normales los estrógenos producen un líquido lubricante que mantiene a la vagina elástica y lubricada permitiendo tener relaciones sexuales sin dolor.

SI bien la sequedad vulvar no afecta solo a las mujeres que han llegado a la menopausia, hay algunos cambios que se producen en esta etapa que favorecen su aparición, a saber:

  • En la vagina existe un epitelio que se regenera gracias al estímulo estrogénico, y al reducirse los niveles de esta hormona disminuye dicho proceso de proliferación.
  • Como consecuencia de ello también se produce una disminución de las capas del epitelio uro-vaginal, el cual se adelgaza. De este modo y debido a que las terminaciones nerviosas se hayan cerca de la superficie, hay un aumento de la sensibilidad, lo que en muchos casos causa el dolor durante las relaciones sexuales.
  • Asimismo, el estrógeno tiene la función de mantener en condiciones y balaceado el pH del epitelio vaginal, encargado de mantener la flora vulvar en buen estado, por lo cual su disminución produce que las bacterias buenas disminuyan y se favorezca la aparición de infecciones.

Sin embargo, hay otros factores que pueden producir la sequedad vaginal como la extirpación quirúrgica de los ovarios, la radioterapia o quimioterapia debido a un tratamiento por cáncer o incluso algunas mujeres la sufren después del parto o durante el amamantamiento.

Síntomas de la sequedad vaginal en la menopausia

Síntomas de la sequedad vaginal en la menopausia

Los síntomas más comunes de la sequedad vaginal son:

  • Flujo vaginal inexistente o leve.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Sangrado leve luego del coito.
  • Ardor y dolor en la zona uro-genital.
  • Ardor al orinar.
  • Mayores probabilidades de contraer infecciones vaginales y/o urinarias (causadas por hongos o bacterias).

¿Se puede prevenir la sequedad vaginal en la menopausia?

Se puede prevenir la sequedad vaginal en la menopausia

Si estás padeciendo de sequedad vulvar en la menopausia o piensas que la puedes sufrir en el futuro y quieres prevenirlo, existen algunas medidas que puedes adoptar que te serán de gran ayuda, a saber:

  • Evitar el tabaco y el alcohol: estos dos productos tienden a disminuir los niveles de estrógenos por lo cual si te es posible trata de evitarlos por completo o al menos disminuir su consumo.
  • Maximiza el tiempo dedicado a los preliminares antes del coito: los juegos previos al coito pueden ayudar mucho a que tu cuerpo genere más lubricante vaginal de manera natural. Habla con tu pareja sobre este tema sin tapujos y dedica más tiempo al juego previo.
  • Mantente bien hidratada: deberías beber al menos dos litros de agua durante el día, lo que te ayudará a que tu cuerpo no se deshidrate. Además trata de evitar en la medida de lo posible las bebidas azucaradas y artificiales.
  • Elige cuidadosamente tus productos de higiene intima: siempre procura elegir productos con ingredientes naturales, ya que los productos químicos pueden aumentar la irritación y la resequedad en la zona. Si no tienes claro qué productos elegir, consúltalo con tu farmacéutico o tu médico de confianza.
  • Si puedes ten una vida sexual plena: tener relaciones sexuales con regularidad ayudará a mantener tu vagina mejor hidratada y prevendrá la resequedad.
  • Si estás utilizando fármacos como anticonceptivos orales, antidepresivos o antihipertensivos habla con tu médico sobre el efecto que pueden tener sobre la disminución del flujo vaginal.

También es una buena idea utilizar aceites íntimos como el aceite de Pompeia Derminatur que está disponible en Decolores Natur.

Este aceite ayuda a aliviar la sequedad vaginal en la menopausia y está compuesto por ingredientes naturales como albaricoque, caléndula, germen de trigo, aguacate, almendras y árbol del té, y posee propiedades fungicidas, higiénicas y antisépticas, siendo ideal para tratar la zona íntima ya que gracias a sus activos naturales brinda suavidad e hidratación.

Tratamiento de la sequedad vaginal en la menopausia

Tratamiento de la sequedad vaginal en la menopausia

Hay diversos tratamientos sencillos y a la vez muy eficaces para terminar o al menos aliviar la sequedad vulvar en la menopausia.

Si bien algunos de estos tratamientos no requieren receta siempre es recomendable consultar con un médico de confianza antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento o terapia que pueda afectar tu salud.

Cremas hidratantes

Este tipo de cremas ayudan a mantener una buena hidratación en la vagina y a mejorar el balance del pH en la zona.

No suelen tener ninguna contraindicación y normalmente se aplican dos veces por semana.

Terapia hormonal local

En los casos en que las cremas hidratantes no ayuden lo suficiente o la sequedad no remita se puede recurrir a tratamientos hormonales locales que consisten en aplicar dosis bajas de estrógenos locales directamente en la zona intima en forma de cremas u óvulos.

Comúnmente este tipo de terapia se recomienda cuando los síntomas son moderados o severos.

Con este tratamiento se consigue normalizar el pH ácido y mejorar el riego sanguíneo disminuyendo la sequedad vaginal.

Lubricante para las relaciones sexuales

Más allá del tratamiento que se siga, siempre es una buena idea si se tiene sequedad vulvar utilizar lubricantes vaginales que ayuden a minimizar la fricción y la irritación en la zona.

Los lubricantes vaginales más aconsejables son aquellos de base acuosa, debido a que son más fáciles de eliminar luego.

5 remedios naturales para aliviar la sequedad vaginal en la menopausia

Remedios naturales para aliviar la sequedad vaginal en la menopausia

Además de las medidas y tratamientos que te comentamos antes hay algunos remedios naturales para aliviar la sequedad vaginal en la menopausia que te contaremos a continuación.

Sin embargo, destacamos una vez más, que es importante que antes de consumir cualquiera de estos remedios naturales para la sequedad vulvar consultes con tu médico.

Valeriana

Esta planta posee propiedades sedantes que te pueden ayudar a disminuir el estrés y otras emociones negativas que pueden influir en tu estado físico, ayudándote a aliviar la sequedad vaginal.

Para ello debes hervir agua, colocarla en una taza con valeriana, dejarla reposar unos minutos, y tomarla antes de dormir.

Infusión de manzanilla

La manzanilla puede ayudarte a calmar la comezón y la irritación vaginal ya que actúa como un calmante natural.

Puedes tomar baños de asiento, hiviendo agua y añadiendo luego unas hojas y flores de manzanilla.

Aloe vera

El gel que contiene la hoja de esta planta es un gran humectante por lo cual es muy bueno para combatir la sequedad vaginal, además de ayudar a recuperar el pH natural de la vagina.

Para utilizarlo puedes mezclarlo con leche de modo que también se aporte ácido láctico, el cual es bueno para la flora bacteriana.

Puedes preparar una taza con gel de aloe vera y leche, y aplicarla directamente sobre la zona afectada.

Caléndula y malva

La caléndula posee propiedades antibacterianas por lo que puede ser buena para combatir las infecciones que puedan estar dando lugar a la sequedad vulvar.

Por otro lado, la malva puede ayudar a mejorar la lubricación natural de la vagina.

Para aprovechar estos dos remedios naturales contra la sequedad vaginal puedes colocar estas dos plantas en 5 litros de agua y dejarlas reposar.

Luego deberías colar el líquido y calentarlo para hacer baños de asiento.

Cúrcuma para aliviar la sequedad vulvar

La cúrcuma posee grandes propiedades antibacterianas por lo cual puede ayudarte a recuperar el flujo vaginal normal cuando la sequedad vaginal esté siendo causada por una infección viral.

Para utilizarla con este fin, mezcla extracto de cúrcuma con una taza de leche hasta que consigas una pasta y luego aplícala en la zona vaginal y deja que actúe durante algunos minutos. Finalmente enjuaga bien con bastante agua.

¿Cuándo acudir a un profesional médico por la sequedad vulvar?

Cuándo acudir a un profesional médico

La sequedad vaginal es uno de los problemas de la zona intima de las mujeres más comunes, sin embargo muchas mujeres no acuden al médico porque consideran que es algo “normal”.

No obstante, es importante consultar con un especialista sobre el tema ya que como has podido ver anteriormente si no es tratado puede ocasionar diversos problemas y malestares.

Por ello si estás experimentando sequedad vulvar durante la menopausia con síntomas como ardor al orinar, picazón, dolor durante el coito, etc. no dejes de consultar con tu ginecólogo.

Conclusiones: Sequedad vaginal en la menopausia

Conclusiones - Sequedad vaginal en la menopausia

La menopausia no tiene por qué hacerte renunciar a tener una vida sexual plena, y como has visto hay muchas medidas y terapias a tu disposición para evitar y aliviar la sequedad vaginal en la menopausia.

Ahora ya saber las medidas que puedes tomar para aliviar la sequedad vulvar en la menopausia, solo resta que te pongas en marcha.

 

IMPORTANTE: Consulta con tu médico antes de iniciar o llevar a cabo cualquier medida o tratamiento que pueda afectar tu salud. Esta información solo busca educar y no sustituye el consejo o tratamiento médico.

 

Quizás también te interese:

 

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!

Pin It on Pinterest