Menopausia y Colesterol – Todo lo que debes saber

Menopausia y Colesterol

No muchas mujeres lo saben, pero menopausia y colesterol están íntimamente relacionados. Durante esta etapa de la vida de la mujer los niveles de estrógenos disminuyen y ello conlleva diversos efectos tanto físicos como emocionales.

Algunos de los efectos que tiene esta disminución de hormonas femeninas en esta fase de la vida no son tan visibles o notorios como pueden ser los sofocos o el aumento de peso.

En este sentido uno de los efectos o problemas de salud físicos que llegan juntos con la menopausia es un incremento del colesterol LDL (el llamado colesterol “malo”) lo cual puede producir riesgos de enfermedades de cerebro y de corazón.

Hay varios estudios que afirman la relación entre menopausia y colesterol elevado; incluso se estima que una de cada dos mujeres mayores de 55 años de edad sufre algún problema de este tipo.

Por ello es muy importante realizarse estudios para controlar que los niveles de colesterol no sean demasiado elevados.

¡No muchas mujeres lo saben!

Aunque parezca improbable es una realidad que muchas mujeres no saben exactamente qué es el colesterol y por lo tanto -a pesar de la realidad antes comentada- son muchas las mujeres que no están al tanto de esta problemática. De hecho, tres de cada cuatro mujeres de entre 45 y 65 años desconocen el vínculo entre el colesterol alto y la menopausia.

Es más, en un estudio realizado a más de 1.000 mujeres en Europa se determinó que tan solo el 23% identificaba las enfermedades cardiovasculares como un problema y menos del 15% reconocía que el colesterol después de la menopausia podía ser un factor de riesgo de salud grave.

No obstante, estos datos, el riesgo de que una mujer padezca alguna enfermedad cardiovascular después de los 10 años siguientes a la llegada de la menopausia se cuadruplica.

Colesterol alto y problemas cardiovasculares

Tú puedes tomar el control de la situación

A diferencia de otros síntomas comunes de la menopausia, el colesterol alto es algo que puede ser controlado y tenido bajo control con las precauciones y medidas adecuadas.

En primera instancia es importante recordarle y pedirle al médico que revise los niveles de colesterol con regularidad para detectar cualquier problema.

Además, hacer algunos ajustes y cambios en el estilo de vida y en la alimentación es fundamental.

¿El colesterol es malo?

Algo que tampoco todas las mujeres saben es que el colesterol es fundamental para la vida y buena salud de nuestro organismo, ya que es una grasa indispensable en muchos procesos metabólicos como por ejemplo:

  • Ayuda en la producción de hormonas que influyen e intervienen en la digestión, el sistema nervioso, las funciones sexuales, el peso, y la masa ósea.
  • Interviene en la generación de la bilis que es importante para la correcta digestión.
  • Además, el colesterol (“bueno”) HDL es un antioxidante muy potente que ayuda a eliminar radicales libres y previene el daño oxidativo.
  • Asimismo, el colesterol es el precursor de la vitamina D, ya que junto con la ayuda de la luz solar se convierte en vitamina D, lo cual es fundamental para el metabolismo del calcio.

Esos son solo algunos de los efectos beneficiosos que tiene el colesterol en el cuerpo. Motivo por el cual nuestro cuerpo lo fabrica de manera natural (aunque también puede ser incluido mediante algunos alimentos).

Pero entonces ¿Por qué resulta malo que sus niveles sean altos?… En ocasiones el cuerpo produce más colesterol del necesario, y ello puede ser peligroso porque puede favorecer la aparición y el riesgo de diversas enfermedades cerebrales y cardíacas.

Causas de un colesterol elevado

Causas del colesterol elevado

Existen diversos motivos o causas del colesterol elevado, entre las que se destacan:

  • El factor genético: este es una de los factores que más influye en la cantidad de colesterol que produce el cuerpo y en la rapidez con que es eliminado.
  • El sexo y la edad: normalmente los hombres menores de 50 años suelen tener niveles de colesterol más altos que las mujeres de la misma edad, sin embargo luego de esa edad esto se invierte. Principalmente debido a los cambios hormonales que sufren las mujeres.
  • La dieta: las dietas altas en grasas saturadas (especialmente de origen animal y de algunos aceites vegetales como el de palma, coco o palmiste), el consumo frecuente de ácidos grasos “trans” elaborados con aceites y grasas hidrogenadas (como los que se pueden encontrar en los snacks, las palomitas, los helados y las galletas) y la ingesta de grasas de origen animal favorece a que los niveles de colesterol sean altos.
  • El ejercicio o actividad física: la falta de actividad física es otra cosa que puede influir en que haya niveles de colesterol altos.

Riesgos de los niveles de colesterol altos: la enfermedad aterosclerótica

Cuando hay altos niveles de colesterol en sangre se comienzan a depositar en las paredes de los vasos sanguíneos las llamadas “placas de ateroma”, las cuales impiden que la sangre lleve nutrientes y oxígeno suficientes a las zonas afectadas.

De esta manera con el paso del tiempo los vasos comienzan a taponarse.

  • Cuando esto sucede en el corazón es llamado angina e infarto de miocardio.
  • Cuando ocurre a nivel cerebrovascular se le llama infarto cerebral o ictus.
  • Y cuando ocurre en las arterias de la periferia se le llama claudicación o dolor en las piernas.

¿Cómo controlar el colesterol en la menopausia? ¿Qué se puede hacer?

Cómo controlar el colesterol en la menopausia

La buena noticia en todo esto es que el colesterol alto se puede combatir con mucha efectividad. En primer lugar, como dijimos antes, lo más importante es realizarse estudios o análisis regulares para saber en qué situación se está.

En caso de que los niveles de colesterol estén altos, se puede comenzar a cuidar la dieta y a realizar ejercicio físico con regularidad.

Menopausia y colesterol: Dieta

En relación con la dieta se recomienda que se coman menos grasas sobre todo de origen animal, sustituyendo por ejemplo los lácteos enteros por descremados, las carnes grasas por otras con menos grasas como pollo o conejo, la mantequilla por aceite de oliva.

Asimismo, se debe tratar de evitar las yemas del huevo, el queso graso, los embutidos, la bollería en general y los fritos industriales.

Además, es recomendable cocinar las comidas al vapor o en microondas y si se va a freír algo hacerlo con aceite de oliva y con poca cantidad.

Por otro lado, se recomienda comer más alimentos ricos en fibras como los cereales, los guisantes, la avena, el pan integral, las lentejas, el salvado, etc.

Menopausia y colesterol: Ejercicio físico

Con relación al ejercicio físico no hace falta realizarlo en exceso, con tan solo hacerlo de manera regular tres o cuatro veces por semana, ya se notarán mejoras.

Caminar, andar en bicicleta o practicar natación pueden ser excelentes opciones de actividad física para realizar.

Existen sitios en los que se pueden conseguir mucha información para cuidarse en lo relativo a las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares #Porque Quiero Cuidarte.

Menopausia y Colesterol: Ejercicio físico

2 mitos FALSOS sobre el Colesterol y la Menopausia

MITO #1: Los niveles de colesterol disminuyen después de la llegada de la menopausia porque hay menos estrógenos en la sangre.

Esto es falso, de hecho, con la llagada de la menopausia los niveles de colesterol normalmente siempre tienden a subir.

MITO #2 – Cuando la mujer ya ha llegado a la menopausia ya es muy tarde para mejor el riesgo cardiovascular asociado con el colesterol alto.

Esto también es falso, ya que a media que se envejece el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares va en aumento y con ello con el paso de los años cada vez se le debe dar más importancia el control de los niveles de colesterol. Nunca es tarde para empezar a ocuparse de la salud.

 

IMPORTANTE: Ante cualquier duda que tengas sobre tu estado de salud consulta de inmediato con un médico. No tomes esta información como sustituto ni reemplazo del tratamiento o diagnóstico médico profesional.

 

Quizás también te interese:

 

Si te resultó de interés este artículo y te ha sido útil, compártelo en tus redes sociales favoritas para que llegue a más personas. Muchas GRACIAS!!! 😉

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!