Gestión de un aula infantil: 5 elementos claves 👦🧒

Gestión de un aula infantil - 5 elementos claves

Ser el facilitador, y actor fundamental, en el proceso (y en la instrucción) de enseñanza-aprendizaje, es la función principal de un docente.

El docente debe estar preparado no solo a nivel académico sino también debe tener la capacidad de resolver las distintas situaciones que se pueden presentar en el aula. Para ello hay capacitaciones de Preparación Online sobre la Gestión de un Aula Infantil.

Claramente la calidad del rol que cumple se verá reflejada de una forma u otra en los alumnos a su cargo.

Aquí hablaremos de cinco elementos importantes para la gestión eficaz, eficiente y de calidad de un aula para niñas y niños.

¿Qué es la gestión del aula infantil?

Qué es la gestión del aula infantil

En primer lugar, debemos entender y definir con exactitud qué es la gestión del aula. La gestión del aula se puede analizar desde distintos enfoques.

Sin embargo, el objetivo es siempre generar un espacio en el que los niños y niñas puedan transitar el proceso de aprendizaje de manera eficaz, y que sea una gran aventura en sus vidas.

5 elementos y factores importantes y claves para la gestión de un aula infantil

5 elementos importantes para la gestión de un aula

Dentro del aula infantil se pueden utilizar diversos elementos para generar este espacio mágico de aprendizaje, pero como mencionamos anteriormente existen cinco elementos claves para una buena gestión del aula, que nombraremos a continuación.

El espacio

El espacio físico, es decir el aula, es el lugar donde ocurre de hecho el proceso de enseñanza- aprendizaje. En este enfoque podemos tener en cuenta:

  • La disposición de mesas y sillas dentro del aula o incluso la distribución de materiales o elementos necesarios para las clases.
  • Disposición de los alumnos dentro del aula es importante, ya que esto afecta la participación, la visión e inclusive la posibilidad de escucha de los niños y niñas.
  • Los movimientos, la disposición y el desplazamiento del docente puede influir en la atención de los alumnos.

El tiempo

El tiempo

El tiempo es un recurso sumamente valioso, limitado y escaso, ya que no es posible recuperarlo. En este sentido hay que tener siempre presente que:

  • Es importante planificar el tiempo que tenemos para la clase, saber qué vamos a hacer y cuándo, la idea es que no nos falte tiempo para enseñar los contenidos, pero tampoco que nos sobre tiempo vacío en una clase.
  • Hay que tener en cuenta la calidad en la atención de los alumnos e ir adaptándose a través de distintas herramientas que podemos incorporar para que el tiempo en clases sea de calidad.

La materia

Aquí no solo nos referimos a la asignatura, sino también a todos los elementos, materiales, recursos, etc. que podemos incorporar en una clase:

  • Conocer las distintas metodologías que pueden servir para una clase hará que la calidad de la misma sea mejor.
  • Utilizar recursos materiales nos pueden ayudar a afianzar los conocimientos, influir en la motivación y mantener la atención de los alumnos.
  • Hay recursos no materiales como las habilidades que el propio docente ha ido descubriendo y desarrollando a lo largo del tiempo para hacer que el proceso de enseñanza sea mejor.

Los alumnos

Los alumnos son los principales actores y protagonistas de las clases, entonces, tenemos que tener en cuenta:

  • Las características propias de cada grupo como edades, número de alumnos, intereses en común, miedos, etc.
  • Las experiencias previas y aprendizajes de los alumnos, ya sea individualmente o como grupo.
  • Los problemas de interacción entre ellos o con el docente. Hay que conocer distintas herramientas, y ser creativos a la hora de resolver situaciones complicadas para diluir la mala interacción que surja entre los alumnos o con el docente.

El docente

El docente

El responsable de aplicar todos los factores que hemos nombramos es el docente. Y para esto hay que tener en cuenta:

  • La experiencia que ha ido desarrollando dentro del aula a lo largo del tiempo además de los conocimientos académicos que ha adquirido.
  • Las habilidades que permiten disponer del espacio dentro del aula, el tiempo, los recursos materiales y no materiales y además la capacidad de motivar y llegar a los alumnos.
  • La actitud que tiene el docente respecto al proceso de enseñanza-aprendizaje, a la educación, a sí mismo y hacia los alumnos.

Palabras finales…

Palabras finales…

En este artículo hemos expuesto cinco elementos que pueden hacer que la gestión del aula sea una experiencia realmente exitosa y de gran calidad o que sea un proceso poco eficaz.

Tengamos en cuenta que la experiencia que los niños y niñas tengan durante el proceso de aprendizaje es algo que será parte de ellos durante toda su vida.

Entonces generar una buena gestión del aula es fundamental para no solo para darles buenos conocimientos a los alumnos sino para que esta experiencia sea placentera y motivadora.

 

Si te resultó de interés este artículo y te ha sido útil, compártelo en tus redes sociales favoritas para que llegue a más personas. Muchas GRACIAS!!! 😉

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!