El valor de las vacunas 💉

El valor de las vacunas

La potabilización del agua y la inmunización son dos de las herramientas que mayor impacto han tenido en la historia para el combate y la prevención de enfermedades prevenibles.

Se estima que en la actualidad las vacunas logran evitar 2,5 millones de muertes de niños cada año, y previenen que 750.000 niños queden con discapacidades. [1] [2].

Por ello es que con relación a la Salud Publica las vacunas son hoy en día una de las formas más efectivas y seguras de intervención para evitar enfermedades y discapacidades, ayudando a la prevención y control de multitud de enfermedades. De hecho, según la OMS son las responsables de salvar alrededor de 3 millones de vidas cada año. [3].

La mayoría de las personas sabe que es vital protegerse en todas las etapas o fases de la vida, tanto en la niñez y la adolescencia como en las etapas avanzadas como la vejez; y especialmente cuando hay situaciones particulares como un embarazo o la pertenencia a grupos de riesgo.

De este modo es que te damos la bienvenida al mundo de la prevención, y te invitamos a conocer en este lugar interactivo datos e información de interés relevante sobre la mayoría de las enfermedades inmunoprevenibles.

Pero ¿qué son las vacunas?

Pero ¿Qué son las vacunas?

Las vacunas son productos biológicos administrados a personas de todas las áreas y zonas del mundo; que tienen la capacidad de enseñarle al cuerpo humano cómo debe defenderse cuando es atacado por bacterias o virus.

En estos últimos tiempos mucho se ha hablado de las vacunas, y se ha hecho hincapié en lo lento o rápido que puede resultar su proceso de fabricación. Y es probable que te hayas preguntado ¿cómo se fabrican las vacunas? A continuación, te lo contamos…

En líneas generales existen cinco etapas distintas en el proceso de fabricación de estos productos biológicos. Siendo importante destacar que más del 70% del tiempo de fabricación de una vacuna se invierte en llevar a cabo más de 100 métodos de controles de calidad diferentes por cada lote.

En la primera fase de la producción de vacunas, se procede a generar o producir el antígeno, el cual es el principal responsable de lograr estimular una respuesta inmunoprotectora en el cuerpo.

En la segunda fase, se combina el antígeno con otros componentes de manera que se logre mejorar la repuesta inmune y se pueda asegurar la estabilidad del producto. Esta fase es llamada de formulación.

En una tercera fase se realiza el denominado llenado del vial, cuando ya se han mezclado todos los componentes.

En una cuarta fase se lleva a cabo el acondicionamiento de estos productos biológicos. Esto consiste en introducirlos en cajas con los prospectos ya aprobados para el o los países a donde serán llevadas y distribuidas.

Finalmente, el proceso termina en la denominada “liberación del lote”.

En todas las fases se deben seguir protocolos y llevar cabo diversos análisis de calidad que tengan como finalidad recoger un certificado oficial para cada lote.

Asimismo, en cada país sus propias autoridades sanitarias realizan diversas pruebas adicionales antes de proceder a distribuir y administrarlas.

En ciertos casos, como por ejemplo cuando existen emergencias sanitarias, los procesos mencionados de investigación, desarrollo y fabricación pueden ser acelerados, pero siempre garantizando la calidad, seguridad y eficacia de las vacunas.

¿Por qué se recomienda la vacunación?

¿Por qué se recomienda la vacunación?

Vacunarse no solo es algo que resulta beneficioso para la persona que recibe la vacuna, sino que también es beneficioso para los demás.

El papel de las vacunas como factor de prevención en la propagación de enfermedades es crucial en el mundo moderno, por lo cual son de vital importancia especialmente para las poblaciones de riesgo como pueden ser los adultos mayores y/o los niños.

Si bien en los bebés, por un paso de algunas semanas después del nacimiento, tienen cierta protección frente a microrganismos que pueden ser causantes de enfermedades, es importante vacunarlos como indican los planes de vacunación de cada país, de modo que se puedan prevenir determinadas enfermedades que antes solían ser muy comunes, y que gracias a los programas de vacunación se han visto controladas, como podían ser la difteria, el sarampión, el tétano, las paperas, la poliomielitis o la tos ferina.

Hay que tener presente que en la mayoría de los casos contraer estas enfermedades suele producir secuelas en el organismo.

Es una realidad que incluso hoy en día, y con toda la información e investigaciones al respecto, miles de personas en todo el mundo sufren enfermedades graves, para las cuales incluso hay vacunas disponibles, teniendo que ser hospitalizados e incluso, en muchos casos, resultando muertos.

Asimismo, hay que destacar que incluso si se han recibido todas las vacunas recomendadas durante la infancia, algunas de estas vacunas tienen un efecto protector que puede desaparecer con el tiempo. Motivo por el cual, es importante que también los adultos lleven sus calendarios de vacunación al día, y se informen sobre las recomendaciones de los organismos oficiales de cada país con respecto a la vacunación requerida para su situación y su edad.

No hay que olvidar que, como dijimos, muchas de las enfermedades que pueden ser fácilmente prevenidas con las vacunas apropiadas pueden llevar a discapacidades o incluso la muerte. Como comentamos antes, las vacunas salvan cada año alrededor de 3 millones de vidas.

Y si bien hay muchas enfermedades que en el pasado eran muy graves y hoy en día están prácticamente desterradas, los patógenos que las provocan están aún en circulación en todo el mundo.

Estas enfermedades pueden atravesar con mucha facilidad las fronteras y contagiar a aquellos que no estén protegidos. De manera que es crucial que se lleven a cabo todas las acciones de prevención que las autoridades sanitarias de cada país recomienden.

La prevención a lo largo de la vida

La prevención a lo largo de la vida

Como has podio apreciar, las vacunas nos protegen en todas las etapas de la vida, desde el nacimiento hasta la edad adulta. Por ello es que la mayoría de los países disponen de programas de vacunación, tanto para los niños como para los adultos.

Mediante cartillas se lleva el control de todas las vacunas que la persona ha recibido, así como de las nuevas vacunas o dosis de refuerzo que se les deben administrar en el transcurso del tiempo. Todos debemos asegurarnos que los niños y nosotros como adultos estemos al día con la vacunación.

Es fundamental en términos de salud pública que se sigan al pie de la letra todas las recomendaciones que den estos organismos sanitarios y que solicitemos a nuestro médico de cabecera o pediatra toda la información que necesitemos para cumplir con las mejores prácticas con relación a las vacunas.

Protegiéndonos nosotros, protegemos también a los demás.

 

Referencias:

WHO, UNICEF, World Bank. State of the world’s vaccines and immunization, 3rd edition. Geneva, 2009.

2 Ehreth J. The value of vaccination: a global perspective. Vaccine. 2003;21(27-30):4105-4117

3 Nothemba P.  Vaccines: the powerful innovations bringing WHO´s mission to life every day. WHO.2018. Acceso noviembre 2020. Disponible en: https://www.who.int/news-room/commentaries/detail/vaccines-the-powerful-innovations-bringing-who-s-mission-to-life-every-day

 

Si te gustó este artículo, también te va a interesar:

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!