Todo sobre el Herpes Genital en la Menopausia: Síntomas, Prevención, Tratamientos y Remedios Naturales [actualizado 2018]

Todo sobre el Herpes Genital en la Menopausia: Síntomas, Prevención, Tratamientos y Remedios Naturales [actualizado 2018]

El herpes genital es una enfermedad que ocurre con mucha frecuencia, cosa que puede explicar el motivo de la existencia de una gran cantidad de pacientes que tienen mucho interés en el tratamiento para el herpes, entre los que se encuentran las mujeres de mediana edad que están llegando a la menopausia o bien que ya la han alcanzado.

Según estudios se estima que más del 50% de los habitantes de los Estados Unidos tienen herpes orales y que uno de cada seis está afectado con herpes genitales.

Ahora veremos más a detalle qué es el herpes genital, cuáles son sus síntomas y formas de prevenirlo y de tratarlo, y su relación con la menopausia.

¿Qué es el herpes genital?

imagen de mujer con herpes genital

Se conoce al herpes genital como una enfermedad provocada por un virus que afecta a los genitales y a las áreas cercanas a los mismos, por lo general son unas ampollas de apariencia rugosa que suelen presentarse en grupos circulares.

A menudo cada una de estas ampollas se rompe y después se transforman en llagas que se ven cubiertas por una especie de costra.

Estas ampollas, al igual que las llagas, suelen desaparecer aproximadamente entre los sietes y catorce días pero puede ser que permanezcan allí por un tiempo más prolongado, cuando esto sucede se le conoce a este cuadro clínico como brote de herpes.

El brote principal suele ser el más grave comparado con los posteriores.

Esta enfermedad suele ser muy poco común en niños y ancianos, ya que normalmente suele darse en hombres y mujeres jóvenes y adultos sexualmente activos.

¿Cuáles son los síntomas del herpes genital?

imagen mujer con síntomas de herpes genital

Los síntomas del herpes genital que se presentan cuando se tiene esta enfermedad, y en especial en el brote principal, son la comezón, hormigueo y también picazón en el área donde se encuentran las ampollas.

Además estos síntomas puede ser acompañados por:

  • Pérdida del apetito.
  • Ganglios de la ingle inflamados.
  • Fiebre y malestar.
  • Y un gran dolor sobre todo en los músculos de la parte baja de la espalda, las rodillas o también en los glúteos.

Si bien esta enfermedad suele ser más común en las mujeres, también puede darse en los hombres, en los que normalmente suele aparecer en el escroto, los muslos, el pene y los glúteos.

Por otro lado en las mujeres se suele dar en los labios de la vagina, en la vagina propiamente dicha, en los muslos, en el cuello del útero y en las proximidades del ano, siendo común que se sienta dolor al orinar, y una obstrucción en la uretra que puede necesitar una sonda vesical, como así también se puede producir flujo vaginal.

Además cabe destacar que el herpes puede permanecer en el organismo por años sin que necesariamente provoque síntomas, lo que hace que a veces sea difícil saber en qué momento y dónde la persona se lo ha contagiado, siendo de este modo una afección silenciosa.

¿Están relacionados los brotes de herpes y la menopausia?

Mujer con dolor por herpes en la menopausia

En la actualidad no existe ningún estudio realizado a gran escala donde se explique que exista alguna relación entre los brotes de herpes que se han producido y la menopausia.

No obstante, muchos estudios han podido demostrar que este índice de contagio de herpes en las personas mayores se ha incrementado en los últimos 10 años.

Y se cree que es debido a que los divorcios en los adultos mayores han aumentado, y éstos se convierten en personas con mayor actividad sexual y normalmente con más de sólo una pareja, por lo tanto el índice de infecciones por herpes en los grupos de esta edad es algo que ha aumentado.

Algunos médicos suelen pensar que ésta es una tendencia que podría dar una explicación a la gran cantidad de mujeres mayores que padecen de estos brotes de herpes en la menopausia.

¿El estrés y la menopausia pueden provocar herpes genitales?

Mujer con estrés en la menopausia

Según estudios realizados, existe un vínculo entre el estrés y el aumento en el índice de los brotes de herpes que han sido documentados durante la etapa de la menopausia.

Para la mayoría de las mujeres la menopausia puede suponer una experiencia llena de mucho estrés, y esto es algo que puede provocar un mayor número de brotes.

La edad avanzada puede estar acompañada de muchos factores que provocan estrés, entre los que se incluyen el divorcio, los hijos que salen de la casa, el perder el empleo y/o el inicio de otra carrera y etapa de la vida.

Cada uno de esos factores que provocan estrés, al igual que sucede con otros factores que se producen en esta etapa de la vida de muchas mujeres, pueden acrecentar las posibilidades de que se produzcan brotes de herpes.

¿Cómo se contagia el herpes genital?

Imagen de pareja contagio herpes genital

El herpes genital, así como el oral, es contagiado por un virus, y mediante el contacto de piel a piel de modo que se trasmite de persona a persona, y además cuando una persona tiene esta enfermedad puede llevarlo de una zona afectada a un área sana, si el líquido que tienen las ampollas entra en contacto con una zona sana.

Cuando una persona se ha contagiado por primera vez puede presentar síntomas similares a los de una afección leve de la piel o similares a los de una picadura de insecto.

Luego de que la persona haya sido contagiada normalmente el primer brote se dará entre los 2 días y las 2 semanas posteriores.

Esta enfermedad es causada por dos virus diferentes pero que son similares:

  • El herpes simple tipo 1 o VHS-1
  • Y el herpes simple tipo 2 o VHS-2

Cabe destacar que el virus del herpes muere de manera muy rápida cuando está fuera del organismo, por lo que no se contagia al darse la mano, estornudar, toser, dar abrazos o sentarse en el inodoro.

¿Cómo prevenir el herpes genital?

Prevención con preservativo del herpes genital

Lo primero que hay que hacer para prevenir este tipo de enfermedades, como el herpes genital, es saber todo acerca de las mismas.

Informarse y educarse al respecto es la mejor medida preventiva que puede tomarse, y en este sentido es mucha la información que se puede encontrar acerca del herpes genital tanto en los libros de medicina como en las webs de Internet como es el caso de https://www.saludxdesarrollo.org/como-curar-el-herpes-genital/

Teniendo ésto en cuenta, hay algunas medidas que las personas deben tomar para no contagiarse del herpes genital y es importante recordar que la vía principal de transmisión es a través de las relaciones sexuales, por lo que el uso de medidas preventivas como el preservativo o condón es absolutamente recomendado.

Además otra de las medidas importantes es suspender las relaciones sexuales si se tiene un brote.

Y es muy importante tener en cuenta que ésto también es válido si se tiene herpes labial, ya que este virus de la misma manera puede provocar herpes genital.

¿Cuál es el tratamiento para el herpes en la menopausia?

Mujer con médico para tratamiento del herpes genital en la menopausia

Si bien el herpes no tiene una cura definitiva aún, ya que el virus no se puede eliminar del organismo, ni existe al menos en la actualidad una vacuna que brinde inmunidad contra los virus que lo provocan, sí hay medicamentos que alivian los síntomas y disminuyen mucho las posibilidades de contagiar a otras personas.

Y si bien los síntomas pueden ser dolorosos e incómodos, no es peligroso ni conlleva riesgo para la vida de la persona, de hecho muchas personas que padecen esta enfermedad logran tener una vida normal y sana.

Las mujeres que se encuentran infectadas con herpes genitales pueden mantener un control de cada uno de los síntomas de manera segura al usar fármacos en el transcurso de la menopausia.

Y cabe destacar que no existen efectos negativos en la menopausia al tomar medicamentos para el herpes.

Sin embargo, si la paciente aún continúa con algunos de los síntomas incluso después de tomar su medicamento actual, será necesario consultar de inmediato con el médico de confianza para que éste pueda recetar la dosis adecuada o bien cambiar el tratamiento y tomar las medidas necesarias para procurar la salud y el bienestar de la paciente.

¿Cuáles son los medicamentos para tratar el herpes genital?

Médico recetando medicamentos para el herpes genital

Como ya mencionamos el herpes genital no tiene una cura definitiva pero existen medicamentos como el Aciclovir que ayudan a calmar el dolor y las molestias provocadas por esta enfermedad y que los brotes desaparezcan de manera más rápida, y al mismo tiempo son capaces de disminuir la cantidad de brotes.

Para tomar estos medicamentos debes visitar a tu médico para que te los recete y seguir de manera estricta sus recomendaciones e indicaciones.

Básicamente pueden ser tomados de dos maneras:

  • Por un lado puedes tomarlos durante siete a diez días cuando tengas síntomas para reducir el tiempo que tarden en desaparecer.
  • Y por otro lado puedes tomarlos de modo diario para evitar y prevenir nuevos brotes.

Normalmente estos medicamentos tienen muy pocos efectos secundarios e incluso en algunos casos no hay efectos secundarios.

Sin embargo si se presentan algunos efectos secundarios pueden incluir:

  • Vómitos y náuseas.
  • Dolor de cabeza.
  • Fatiga.
  • Convulsiones.
  • Temblores.
  • Salpullido.

¿Cómo se puede tratar naturalmente el herpes genital con remedios caseros?

Imágen de tratamiento natural y Prevención del Herpes Genital

Al tratamiento convencional con medicamentos prescritos por tu médico se le puede sumar algunas medidas naturales que ayudarán mucho a aliviar los sintomas del herpes genital.

Haz baños de asiento con hamamelis o mejorana

Una de estas medidas es realizarse baños de asiento con hamamelis o mejorana, debido a que estas plantas medicinales tienen grandes propiedades  anti-inflamatorias, analgésicas y antivirales.

También puedes usar agua oxigenada aplicándola sobre el área donde está el herpes con un algodón.

Esto puedes repetirlo tres veces al día, y luego seca muy bien la zona, dando palmaditas.

Date un baño de agua caliente

Si sientes mucho dolor debido a las llagas puedes probar dándote un baño de agua caliente, lo que ayudará a calmar el dolor, sin embargo ten en cuenta que el remojo en una bañera puede favorecer el esparcimiento del virus, por eso una ducha con agua caliente es un buena opción.

Luego de bañarte seca bien la zona dando palmaditas, no te olvides de hacer esto, porque si la zona queda húmeda eso hará que se propaguen las ampollas.

Utiliza Té Negro

Otro remedio casero para aliviar el herpes vaginal es aplicar una bolsa de té negro húmeda y fría sobre las llagas.

Se cree que los taninos que contienen las hojas de té son buenos para curar el herpes genital.

Después tira la bolsa de té y seca muy bien la zona.

Aprovecha el Aloe Vera

Aplicar aloe vera directamente sobre las heridas calmará el dolor y acelerará la curación.

Puedes aplicar una hoja de aloe vera cortada de la planta o bien de un producto envasado.

Usa hielo

Puedes picar hielo y colocarlo en una bolsa de plástico y aplicarlo sobre la zona afectada, esto te ayudará a aliviar los síntomas del herpes.

Puedes aplicarlo unos 15 minutos y repetirlo varias veces al día.

Usa la bolsa de hielo una sola vez y luego tírala.

Cuidados personales para aliviar y prevenir el contagio

Cuidados para prevenir contagio de herpes

Además es importante tener ciertos recaudos y cuidados para facilitar el alivio de los síntomas y prevenir el contagio de otras zonas del cuerpo:

  • Para aliviar el dolor se puede colocar sobre el herpes compresas frías.
  • Es recomendable beber bastante líquido como té o agua.
  • Es importante evitar compartir objetos que hayan permanecido en contacto con las zonas afectadas.
  • Lávate muy bien las manos después de haber tocado las zonas infectadas.
  • Lavar las zonas afectadas con abundante jabón y agua, ayudará a evitar infecciones, y seca la zona dando palmaditas.
  • Evita usar ropa muy ajustada para que no se produzca fricción con las heridas, y usa ropa interior de algodón y holgada, no uses ropa interior de nailon u otras fibras sintéticas.
  • Puedes poner vaselina o una pomada anestésica después de orinar lo que te ayudará a aliviar el dolor.
  • Utiliza siempre un preservativo o condón cuando tengas relaciones sexuales.
  • Si se producen llagas no utilices vendajes ya que el aire acelera la curación, ni las rasques porque pueden infectarse.
  • No uses dos veces la misma toalla ni la compartas con otras personas.
  • En caso de que se produzcan fisuras anales puedes usar pomadas cicatrizantes que deberá recomendar su médico de confianza.

¿Cuál es el tratamiento para herpes genital recurrente?

Imagen de remedio Zovirax para el tratamiento del herpes genital recurrente

Para tratar el herpes genital recurrente se pueden usar antivirales como el Zovirax o el Penciclovir, que se usan normalmente cuando se presentan menos de seis episodios en el año, y se tienen que utilizar cuando comiencen los síntomas de hormigueos en la zona genital, de modo que se evite la aparición de las heridas.

Pero si se presentan más de seis episodios en un año o bien si los síntomas son muy severos, el profesional de la salud que atienda el caso puede prescribir un tratamiento con Aciclovir comprimido de hasta doce meses, de manera que se reduzcan las posibilidades de trasmisión y se prevenga la aparición de los síntomas.

¿Cuáles son las señales de mejoría o de que empeora el herpes genital?

Mujer con médico tratando el herpes genital

Una vez comenzado un tratamiento se pueden apreciar ciertas señales de mejoría que normalmente suelen darse a partir del quinto día de iniciado el tratamiento.

Para identificar si el tratamiento está surgiendo efectos positivos se puede evaluar señales de mejoría, tales como:

  • Disminución del dolor.
  • Disminución de la fiebre.
  • Cicatrización de las heridas.

Por otro lado si el tratamiento para el herpes genital no es realizado de la manera adecuada, pueden verse señales de que el mismo está empeorando, tales como:

  • Mayor hinchazón de la zona afectada.
  • Enrojecimiento y pus en las heridas.

¿Cuáles pueden ser las complicaciones del herpes genital?

Mujer con complicaciones de herpes genital

Si el tratamiento no se realiza de la forma correcta, la situación puede empeorar, produciéndose principalmente una infección de las heridas que requerirá en algunos casos que el paciente concurra a un hospital para tomar antibióticos y tratar la infección.

También puede ocurrir que si la persona infectada mantiene relaciones sexuales sin condón o preservativo, y las heridas se encuentran sin cicatrizar, aumentarán mucho las posibilidades de que la pareja sea infectada.

 

Recuerda que este artículo tiene sólo un carácter informativo y descriptivo, y no busca reemplazar el consejo, diagnóstico o tratamiento médico, por lo que te recomendamos que visites a un profesional de la salud de tu confianza si estás padeciendo alguno de los síntomas del herpes genital que se mencionaron a lo largo de este artículo.

 

Todo sobre el Herpes Genital en la Menopausia: Síntomas, Prevención, Tratamientos y Remedios Naturales [actualizado 2018]
4.8 (96%) 5 votes
Si te resultó de interés este artículo y te ha sido útil, compártelo en tus redes sociales favoritas para que llegue a más personas. Muchas GRACIAS!!! 😉

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, al igual que la mayoría de los sitios web, para brindarte la mejor experiencia de usuario posible de conformidad con el Reglamento Europeo de Protección de Datos. Si continúas navegando consideramos que Aceptas su uso tal y como establece nuestra Política de Cookies y nuestra Política de Privacidad, pincha en los enlaces para más información. Las instrucciones para bloquear el uso de cookies en tu navegador se encuentran AQUÍ

ACEPTAR
Aviso de cookies