✅ Embarazo en la Menopausia ▷ ¿Es posible quedar embarazada durante la menopausia? 【actualizado 2.019】

✅ Embarazo en la Menopausia ▷ ¿Es posible quedar embarazada durante la menopausia? 【actualizado 2.019】

Embarazo en la Menopausia… Tal vez tú como muchas otras mujeres te estés preguntando ¿si es posible quedar embarazada durante la menopausia?

Los hechos demuestran que SÍ es posible.

Si bien la llegada de la menopausia supone el fin de la etapa reproductiva de la mujer, hoy en día gracias a diferentes técnicas de reproducción asistida es posible que una mujer que ya ha alcanzado la menopausia quede embarazada.

Y a pesar de que según los especialistas la edad ideal para quedar embarazada es alrededor de los 25 años, ya que el organismo de la mujer en esta edad se encuentra en condiciones óptimas para la gestación, existen casos en los que mujeres menopáusicas han tenido embarazos exitosos y ha dado a luz a niños sanos.

Sin embargo como veremos a continuación, los riesgos de un embarazo en la menopausia suelen ser mayores, pudiendo haber complicaciones tanto para la madre como para el bebé.

Continúa leyendo y entérate de qué manera es posible quedar embarazada si ya has alcanzado la menopausia y cuáles son los riesgos que esto puede acarrear.

Menopausia, perimenopausia y menopausia precoz

Menopausia, perimenopausia y menopausia precoz

Antes de continuar repasaremos tres términos relacionados pero que no son lo mismo aunque muchas veces se los confunda.

En primer lugar aclaremos qué es la menopausia: es el periodo de la vida de la mujer cuando desaparece la menstruación y cesa la ovulación y con ello finaliza su capacidad reproductiva.

Y si bien no hay una edad establecida para su llegada, en la mayoría de los casos suele ocurrir entre los 45 y 55 años de edad.

Sin embargo antes de la llegada de la menopausia propiamente dicha, hay otra etapa previa: llamada perimenopausia.

En la cual se comienzan a experimentar los primeros síntomas como sofocos y menstruaciones irregulares.

Además también puede ocurrir que la menopausia se adelante dando lugar a una menopausia precoz o prematura, que se suele dar en promedio en 6 mujeres de cada 100.

De este modo se considera menopausia prematura o precoz cuando cesan las menstruaciones y finaliza la etapa reproductiva de la mujer antes de los 40 años de edad.

Si bien no se conoce con exactitud cuál es la causa de la menopausia precoz hay algunos factores que se sabe que influyen, como:

  • La predisposición genética.
  • Los tratamientos de radioterapia y quimioterapia.
  • La presencia de diabetes y/o enfermedades autoinmunes.

Sin embargo en cualquiera de estos tres casos hoy en día es posible que la mujer quede embarazada y pueda llevar ese embarazo a buen término, gracias a los tratamientos de reproducción asistida que veremos más adelante.

Premenopausia y posibilidad de embarazo

Premenopausia y posibilidad de embarazo

Otra cosa que la mujer debe tener presente es que durante la premenopausia, sigue existiendo la posibilidad de quedar embarazada de manera natural.

Ya que si bien hay un descenso de la producción de hormonas sexuales femeninas, y el embarazo es cada vez más difícil, se siguen generando suficientes hormonas como para que se produzcan ovulaciones que permitan quedar embarazada.

Si la mujer no se ha ligado las trompas, y no está utilizando ningún método anticonceptivo y mantiene relaciones sexuales, podrá quedar embarazada.

Por lo que si este es tu caso y no deseas quedar embarazada debes tomar las medidas preventivas del caso.

¿Es posible conseguir un embarazo natural si se está en la menopausia?

Es posible un embarazo natural en la menopausia

Aquí hay que tener claro que la “premenopausia” no es lo mismo que la “menopausia”.

Si bien en la premenopausia se sigue teniendo la posibilidad de embarazo natural porque la mujer sigue ovulando, en la menopausia propiamente dicha ya no cabe esa posibilidad porque no hay producción de óvulos.

No obstante como ya mencionamos, con los avances científicos y tecnológicos de hoy en día es perfectamente posible que una mujer que ya ha alcanzado la menopausia quede embarazada mediante distintas técnicas de reproducción asistida y con grandes posibilidades de conseguir un embarazo evolutivo normal y con éxito.

Esto se debe a que si bien los ovarios dejan de producirse, el útero no envejece, lo que permite que éste pueda albergar embriones sin ningún problema.

Sin embargo cabe aclarar que, como veremos más adelante, hay diversos factores que influyen en el éxito que se tenga, entre los que se encuentran la resistencia física de la gestante y su salud en general, como así también la calidad del procedimiento realizado y la experticia del equipo médico.

La mujer, y su pareja, siempre deberán conversar con el médico sobre los pros y los contras de esta opción, ya que existen algunas limitantes de las cuales deben estar al tanto, que pueden perjudicar la evolución favorable del embarazo como también la salud y la vida de la mujer.

Opciones para quedar embarazada durante la menopausia

Opciones para quedar embarazada durante la menopausia

A continuación te contamos algunas de las maneras en que una mujer que ya ha alcanzado la menopausia puede quedar embarazada:

Ovodonación o donación de ovocitos

Ovodonación o donación de ovocitos

Este es el método más usado, y se basa en una técnica de reproducción asistida en la cual el óvulo lo dona una mujer que se encuentre en edad fértil.

Para seleccionar óvulos saludables se les realiza previamente una exhaustiva selección, basándose también en las características y particularidades físicas de la receptora.

Luego estos óvulos son inseminados con espermatozoides que pueden ser de la pareja de la mujer receptora o también pueden ser donados.

Y al igual que ocurre con otros tipos de tratamientos de reproducción asistida, la gestante tendrá que llevar a cabo una Terapia Hormonal Sustitutiva mediante la cual le serán administradas hormonas con el objetivo de engrosar el revestimiento del útero con el fin de que hayan más chances de que la implantación del embrión se lleva a cabo con éxito.

Óvulos o embriones congelados

Óvulos o embriones congelados

Esta es otra opción en el caso de que la muer haya decidió previamente congelar sus óvulo o embriones.

Esto se suele dar cuando la mujer y su pareja se han sometido antes a un proceso de fecundación in vitro.

En este caso si la mujer decide luego de haber dejado de menstruar y ovular que desea volver  a ser madre sería posible mediante un proceso similar al de la ovodonación.

En el que con una previa preparación del útero, se realizaría una transferencia de embriones utilizando la técnica de fecundación in vitro.

Embrioadopción o adopción de embriones

Embrioadopción o adopción de embriones

Una tercera opción es conseguir un embarazo mediante la adopción de embriones.

En cuyo caso se buscará seleccionar, valorar y supervisar embriones que tengan una mayor probabilidad de ser implantados en el útero con éxito.

Esta es una opción económica y muy eficaz para que la mujer quede embarazada, y se basa en que se le transfiera a su útero un embrión donado, que ha sido previamente vitrificado.

Con cualquiera de estas tres opciones el tratamiento es bastante parecido aunque puede variar un poco según cada caso en particular.

La administración del tratamiento hormonal pude realizarse de diferentes maneras ya sea con comprimidos vaginales, parches o por vía oral.

¿Qué es necesario para tener un bebé durante la menopausia?

Qué se necesita para tener un bebé con la menopausia

Para poder llevar a buen puerto un embarazo en la menopausia son necesarias algunas medidas y condiciones para que todo salga de la mejor manera posible, a saber:

– Óvulos donados o congelados: como ya vimos debido a que la mujer no puede generar sus propios óvulos se necesitan óvulos que hayan sido donados o que la mujer haya congelado previamente sus propios óvulos.

– Terapia hormonal intensiva: este es un factor clave, ya que se debe tener un control muy exacto y detallado de las hormonas que serán necesarias para que el bebé se forme  del modo correcto y a la vez no se vea perjudicada la salud de la madre.

– Control prenatal estrecho: el médico tratante deberá llevar un control cercano para asegurarse que todo marche bien, y se pueda prever o evitar cualquier complicación que ponga en peligro tanto a la madre como al bebé.

– Parto por cesárea: la más común es que las mujeres que quedan embarazadas habiendo alcanzado la menopausia tengan un parto por cesárea, debido a que es menos agresivo para el organismo y más apropiado según ciertas condiciones fisiológicas de la mujer.

– Cuidados postoperatorios: esto también es clave ya que una mujer de mayor edad requiere para reponerse más descanso y condiciones más estrictas que una mujer más joven.

Embarazo y Menopausia: Riesgos y Contraindicaciones – ¿Cuáles son los riesgos del embarazo en la menopausia?

Embarazo y menopausia - Riesgos y Contraindicaciones

Si bien los riesgos para una mujer que queda embarazada habiendo alcanzado la menopausia son similares a los de una mujer que no la ha alcanzado, es importante tener en cuenta que al haber un cuerpo “envejecido” ciertos aspectos y riesgos se pueden agravar, provocando que sea más posible que se presenten determinadas dificultades.

A continuación te contamos cuales son los riesgos de quedar embarazada en la menopausia:

– Mortalidad: los estudios demuestran que un embarazo después de los 50 años de edad aumenta notablemente los riesgos de mortalidad tanto para la madre como para el bebé.

Asimismo hay más probabilidad de que se presenten ciertas patologías como así también que el parto se complique.

– Embarazo de “alto riesgo”: un embarazo en una mujer que ya llegó a la menopausia siempre será considerado de alto riesgo.

Por lo cual los cuidados requeridos serán más intensos y las posibilidades de aborto serán mayores.

– Aborto espontáneo: un riesgo que se puede correr es el de que se produzca un aborto espontáneo, lo cual se debe a que naturalmente el cuerpo de una mujer menopáusica no está en optimas condiciones para fecundar una vida, de modo que al organismo le cuesta más sobrellevar esta situación.

– Desprendimiento prematuro de la placenta: la placenta cumple la función de brindarle al bebé los nutrientes, el oxígeno y la sangre necesarios para que se desarrolle correctamente, y al nacer éste la misma se desprende de la pared interna del útero.

En las mujeres embarazadas que ya han llegado a la menopausia existe un mayor riesgo de que este desprendimiento se produzca antes de tiempo debido a que hay un mayor envejecimiento de las paredes uterinas.

– Muerte fetal o intrauterina: es cuando el bebé nace muerto. Esta situación se da en 1 de cada 160 mujeres embarazadas, pero las circunstancias propias de la mujer que ya ha alcanzado la menopausia en algunos casos llevan a que esta tasa sea mayor.

– Diabetes gestacional: es un tipo de diabetes que se puede desarrollar durante el embarazo debido principalmente a los cambios hormonales.

Esto se suele dar un 2 de cada 10 mujeres embazadas, pero en las mujeres menopáusicas esta tasa puede ser mayor.

– Placenta previa: se da cuando la placenta se posiciona excesivamente próxima al cuello uterino lo que impide que pueda realizarse un parto normal, siendo necesario hacer una cesárea.

La posibilidad de que esto ocurra será mayor si la concepción fue llevada a cabo mediante una fecundación in vitro.

– Crecimiento fetal restringido: se da cuando el feto no crece de la manera adecuada debido a que la placenta no funciona apropiadamente.

Esto puede provocar que el bebé nazca con bajo peso y sufra de enfermedades principalmente relacionadas con la distribución de los recursos de su cuerpo y  el tamaño de sus órganos.

– Que haya un nacimiento prematuro o el bebé nazca con algún síndrome: según las investigaciones al respecto está claro que las posibilidades de que un bebé nazca con trastornos genéticos aumenta conforme mayor sea la edad de la gestante.

Algunos de los problemas que pueden darse en este sentido son que los órganos del bebé no se formen completamente, o que su peso no sea el ideal.

La importancia de las ecografías en el embarazo

La importancia de las ecografías en el embarazo

Como ya has visto sí es posible quedarse embarazada en la menopausia, y las opciones son diversas, no obstante a pesar de los avances tecnológicos y médicos existen ciertos riesgos tanto para la gestante como para el bebé.

Dichos riesgos están relacionados con la edad de la gestante principalmente.

Por ello es que resulta imprescindible llevar a cabo todos los controles apropiados y seguir con diligencia las recomendaciones del médico tratante.

En este sentido las ecografías son una valiosa herramienta para detectar cualquier problema a tiempo, haciendo especial énfasis en la prevención.

Además permiten tener en claro las características y conformación de la placenta, del bebé y del líquido amniótico, permitiendo verificar el crecimiento y desarrollo normal del feto, estimar la talla, la edad gestacional y el peso del bebé, entre otras cosas.

Sin embargo es crucial que estos análisis los hagan profesionales altamente formados y con entrenamiento de alto nivel, por ello si estás en España puedes recurrir a ecografías 4d alicante donde cuentan con expertos calificados en la materia.

¿Qué tipos de ecografías existen?

Qué tipos de ecografías existen

Una ecografía es una prueba que es llevada a cabo gracias a la tecnología de ultrasonidos.

Estos ultrasonidos permiten, mediante una técnica no invasiva, ver dentro del cuerpo humano.

El examen convencional que se utiliza es el ultrasonido obstétrico clásico que puede ser llevado a cabo tanto por vía transvaginal como por vía abdominal, según qué se desee observar y cuál sea la edad gestacional.

Este examen permite hacer una evaluación de la función de la placenta y realizar una estimación del aporte de nutrientes y oxígeno que llegan al feto.

Luego están las ecotomografías en 3D y 4D que son tecnología de punta y sirven como complemento de las ecografías convencionales.

Estas ecografías 3D y 4D permiten visualizar con claridad al bebé, tanto su forma como su volumen, permitiendo generar imágenes corporales con una gran nitidez, e incluso observar los movimientos del feto en tiempo real.

Evolución de las ecografías: desde la 2D hasta la 4D

Evolución de las ecografías

En primer lugar se desarrollaron las ecografías 2D las cuales como ya vimos permiten obtener información útil sobre cómo se está gestando el feto pero para los padres muchas veces resultan decepcionantes porque no permiten ver con claridad al bebé.

Luego se desarrollaron las ecografías 3D que fueron incorporadas en los años 90 y dan una mayor nitidez y profundidad, brindando una imagen tridimensional.

Esto les permite a los médicos realizar un mejor diagnostico de anomalías fetales o malformaciones.

Después encontramos las ecografías 4D las cuales son tecnología de alta complejidad que permiten visualizar al bebé en tiempo real y no solo obtener fotografías sino además videos con máximos detalles.

Brindan una imagen real y nítida del bebé, lo cual para los padres es muy importante y ayuda a estrechar su vínculo con el mismo.

Y aunque las ecografías 4D no tienen fines diagnósticos o exploratorios, permiten a los médicos complementar los otros tipos de ecografías, siendo posible ver si el bebé tiene malformaciones como por ejemplo labio leporino, lo cual ayudará a planificar un posterior tratamiento.

¿Cuándo se puede realizar la ecografía 4D?

Cuándo se puede realizar la ecografía 4D

Lo ideal es que sean llevadas a cabo entre las semanas 25 y 30.

Ya que antes de la semana 25 puede resultar difícil distinguir sus facciones porque el bebé todavía tiene poca grasa bajo la piel.

Y después de la semana 30 se dificulta visualizar el rostro del bebé porque su cabeza desciende hacia la pelvis.

Realizar una ecografía 4D toma aproximadamente unos 20 minutos, y la futura madre podrá llevarse no solo las fotografías del bebé sino también un video.

Esto es un recuerdo inolvidable tanto para los futuros padres como para el hijo cuando crezca.

Diferencias entre ecografía 3D y ecografía 4D

Diferencias entre ecografía 3D y ecografía 4D

Básicamente una ecografía 3D permite hacer una imagen fija del feto con volumen, obteniendo un relieve, es decir genera una imagen en tres dimensiones.

Mientras que en cambio una ecografía 4D añade movimiento, siendo en tiempo real, como si se tratase de un video.

La ecografía como herramienta de prevención

La ecografía como herramienta de prevención

Una de las principales utilidades que tienen las ecografías es su capacidad para prever diversas afecciones en el embarazo, ayudando en el control y en el tratamiento de la embarazada, permitiendo detectar problemas tanto en la madre como en el feto o en la placenta.

Siendo una herramienta muy valorada por los médicos para el diagnostico y el control de la salud fetal.

Normalmente hay dos momentos en el embarazo cuando los médicos deben aprovechar esta herramienta, que son entre las semanas 11 y 13, y luego entre las semanas 20 y 22, que tienen como objetivo la detección de anomalías congénitas.

Como vimos a lo largo de este artículo si bien el embarazo en la menopausia es posible, hay que tener presente que normalmente presentará mayores riesgos tanto para la madre como para el bebé.

Por lo cual para asegurarse de que llegue buen puerto es necesario realizar todos los controles necesarios y seguir con diligencia todas las recomendaciones del médico tratante.

Esperamos que este artículo te haya sido de ayuda y ahora tengas más en claro que SÍ es posible quedar embarazada en la menopausia y cuáles son los riesgos que ello conlleva.

Si aún tienes alguna duda o pregunta, déjanos un comentario debajo y trataremos de responderte lo más pronto posible.

 

Te pedimos que tengas presente que esta información tiene sólo una finalidad educativa y no pretende sustituir el consejo ni el diagnóstico o tratamiento médico profesional. Si tienes dudas sobre tu salud por favor busca el asesoramiento de un médico calificado.

 

Si te resultó de interés este artículo y te ha sido útil, compártelo en tus redes sociales favoritas para que llegue a más personas. Muchas GRACIAS!!! 😉

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (GDPR) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!