Menopausia prematura o precoz

Menopausia prematura o precoz

Los ovarios son los responsables de la gestación y liberación de los óvulos que le permiten a la mujer quedar embarazada cuando son fecundados por los espermatozoides del hombre, al mismo tiempo que producen las hormonas sexuales femeninas (estrógenos y progesterona).

De esta manera es que los ovarios pertenecen a la vez al sistema endocrino y al sistema reproductor.

Estas dos funciones provocan el ciclo menstrual en los años reproductivos de la mujer.

Sin embargo, los ovarios al envejecer comienzan a deteriorarse y su funcionamiento se vuelve deficiente, lo que provoca irregularidades en la menstruación y una disminución de las hormonas sexuales femeninas, conllevando ello una reducción de la fertilidad, hasta que se produce un cese completo de la menstruación, alcanzando la denominada “menopausia”, lo cual suele ocurrir entre los 45 y los 55 años de edad, siendo la media de 51 años.

No obstante, existen casos donde los ovarios comienzan a fallar antes, es decir antes de los 40 años, lo cual es denominado “menopausia prematura o precoz” o insuficiencia ovárica primaria.

¿Qué es exactamente la menopausia precoz o prematura?

que es la menopausia precoz

Un alto porcentaje de mujeres atraviesan la menopausia precoz antes de los 40 años, dejando de ser fértiles en una edad temprana.

Se calcula que 1 de cada 20 mujeres es afectada por la menopausia prematura o precoz.

Según datos aportados por la OMS (Organización Mundial de la Salud) se asegura que el 1% de la población femenina mundial padece menopausia precoz o prematura.

Los estudios indican que:

  • 0,1% de las mujeres alcanzan la menopausia antes de los 30 años.
  • 0,25% de las mujeres la alcanzan antes de los 35 años.
  • 1% alcanzan la menopausia antes de los 40 años.

Esta cifra se traduce en un porcentaje alto de mujeres que atraviesan la menopausia prematura antes de los 40 años, dejando de ser fértiles en una edad temprana.

A su vez la deficiencia de hormonas provoca que las mujeres que han alcanzado la menopausia pierdan su protección natural contra determinadas enfermedades.

Esto significa que tienen mayor riesgo sufrir de ataques cardíacos, accidentes cerebro-vasculares y osteoporosis, entre otras enfermedades relacionadas.

Si bien la menopausia es una parte natural del envejecimiento, para algunas mujeres llega demasiado pronto.

En muchas ocasiones la menopausia temprana o precoz es producida por tratamientos para el cáncer o cirugías de extirpación de útero u ovarios.

Otro dato preocupante es que las mujeres de clases sociales bajas son tres veces más propensas a experimentar la menopausia prematura o precoz que las mujeres de clases sociales más altas.

También es importante destacar que aquellas personas que tienen el hábito de fumar son más propensas a sufrir una menopausia precoz.

Asimismo existen casos en que los ovarios dejan de producir óvulos de forma espontánea y la causa subyacente no se puede determinar.

Para la mayoría de las mujeres la perdida de fertilidad puede ser devastadora, tanto física como psicológicamente, sobre todo si esto acontece antes de tener hijos.

No se puede explicar por qué la menopausia prematura es más frecuente en las mujeres más pobres, ya que se han realizado estudios teniendo en cuenta factores como el tabaquismo, la obesidad y la falta de ejercicio, y aún así la clase social se mantuvo como un factor de riesgo independiente.

Según investigaciones hechas en los EEUU aquellas mujeres que experimentaron la menopausia antes de los 46 años tenían más del doble de riesgo de sufrir ataques cardíacos, accidentes cerebro-vasculares o problemas cardiovasculares que aquellas mujeres que no han pasado por ella a esa edad.

La Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH) puede ser recomendada para contrarrestar los riesgos que puede tener para la salud la aparición temprana de osteoporosis y/o enfermedades cardiovasculares.

Síntomas de la menopausia prematura o precoz

Síntomas de la menopausia prematura o precoz

Los síntomas de la menopausia prematura suelen ser los similares a los síntomas de la menopausia no prematura.

En aquellas mujeres que sufren de menopausia temprana o precoz generalmente el primer síntoma suele ser la irregularidad en la menstruación.

En este caso los síntomas de la menopausia pueden comenzar mientras las mujeres aún están teniendo períodos menstruales, y tienden a ser más fuertes a medida que los períodos menstruales se producen con menos frecuencia.

Sin embargo, los síntomas de la menopausia precoz suelen ser los mismos o similares a los síntomas de la menopausia que ocurren cuando la mujer la alcanza a su edad natural y pueden incluir:

  • Sofocos y sudores nocturnos.
  • Dolores de cabeza.
  • Cambios en el ciclo menstrual (incluyendo cambios en los patrones de sangrado y/o retirada repentina o progresiva del período).
  • Taquicardias.
  • Irritabilidad alternada con períodos de depresión.
  • Cambios de humor.
  • Problemas urinarios, como incontinencia o mayor frecuencia de la micción.
  • Sequedad vaginal.
  • Dificultad para dormir (insomnio).
  • Baja autoestima.
  • Cambios en el peso.
  • Dolor en las articulaciones.
  • Disminución de la libido y del deseo sexual.
  • Dolor al mantener relaciones sexuales.
  • Inflamación de la vagina y el útero.
  • Atrofia vaginal temprana (que puede incluir debilitamiento del suelo pélvico y de las paredes uterinas).
  • Sequedad de la piel, los ojos o la boca.

Cuando las mujeres sufren de menopausia prematura o temprana por la extirpación quirúrgica de ambos ovarios, es común que los sofocos y la sudoración se inicien en un plazo de dos a tres días después de la operación y si no son tratados tenderán a tornarse más fuertes con el pasar del tiempo.

En cuanto a los síntomas menopáusicos después de la radioterapia o la quimioterapia pueden variar en su inicio según el tipo y la dosis de terapia, pero a menudo suelen ser graves.

Para algunas mujeres la primera señal de menopausia precoz o prematura suele ser la dificultad o incapacidad para quedar embarazadas.

Cabe destacar que los síntomas de la menopausia prematura pueden variar con cada mujer y caso en particular, dependiendo ésto de varios factores como su estilo de vida previo y en general de los cambios hormonales que se presenten.

Tomar la decisión de buscar o no un tratamiento depende de la cantidad de síntomas, de su intensidad y de cómo interfieren con la vida diaria.

A continuación explicaremos más a detalle algunos de los síntomas mencionados:

Periodos menstruales irregulares

Este es uno de los síntomas más evidentes ya que es el resultado de la disminución de los niveles de estrógenos que puede provocar que los periodos menstruales sean irregulares e incluso tarden meses en llegar.

Asimismo es bastante frecuente que haya alteraciones en el olor o color del flujo, y una disminución en la cantidad del mismo.

Infecciones urinarias

Debido a los desequilibrios del pH en la zona intima de la mujer, se crea un ambiente propicio para que proliferen bacterias y como resultado se producen casos de cistitis.

Al mismo tiempo el sistema inmunitario también se ve afectado lo que disminuye la capacidad del organismo para combatir bacterias, virus y otros agentes infecciosos.

Sequedad vaginal

Al disminuir los estrógenos se produce sequedad en la vagina, ya que la misma pierde su humedad natural presentando falta de lubricación, lo cual provoca dolor e incomodidad al mantener relaciones sexuales, lo que puede perjudicar la vida intima y sexual de la mujer, generando en ocasiones problemas en la pareja.

Sofocos nocturnos

Los sofocos y sudores nocturnos son síntomas evidentes de la menopausia y la deficiencia de las hormonas femeninas.

Palpitaciones

Al producirse cambios hormonales es normal que puedan haber alteraciones en el ritmo cardiaco provocando incomodas palpitaciones.

Siempre es recomendable realizar chequeos continuos, ya que el riesgo de enfermedades cardio-vasculares es mayor cuando se tiene menopausia precoz.

Disminución de la libido

Otro de los efectos de la disminución de las hormonas femeninas es la pérdida de la libido, que cuando es provocada por cambios hormonales suele aparecer sin motivo aparente y de forma repentina.

Cambios en el estado de ánimo

Los cambios en el humor, la irritabilidad y las dificultades para mantenerse concentrado son también consecuencia de la disminución de las hormonas femeninas.

Estos desequilibrios hormonales suelen afectar el sistema nervioso provocando altibajos en el estado de ánimo.

Pérdida de la densidad ósea

La pérdida de la densidad ósea es otra de las consecuencias de la deficiencia de las hormonas femeninas, lo cual puede llevar a padecer osteoporosis.

Esto se debe principalmente a que el organismo pierde su capacidad de absorber el calcio y otros nutrientes fundamentales para el fortalecimiento de los huesos.

Causas de la menopausia prematura o precoz

Causas de la menopausia precoz o prematura

Los factores que causan la menopausia precoz pueden ser diversos y abarcar desde la genética hasta la historia y el estilo de vida de la mujer.

Existen dos causas que son las más comunes con relación a la aparición de la menopausia precoz y son:

  1. El fallo ovárico prematuro(cuando el ovario comienza a funcionar de manera insuficiente).
  2. La histerectomía(que es la extirpación de los órganos genitales femeninos internos, es decir los ovarios, las trompas de Falopio y el útero).

Se calcula que el fallo ovárico prematuro afecta a 1 de cada 250 mujeres de 35 años.

También la menopausia precoz puede deberse exclusivamente a razones médicas, como la terapia para combatir el cáncer.

Por ejemplo, una mujer con cáncer de ovarios puede requerir cirugía para extirpar los ovarios la cual puede ser total o parcial (histerectomía).

La menopausia prematura o precoz también puede deberse al tratamiento con radioterapia o quimioterapia.

Asimismo se calcula que una de cada dos mujeres tratadas por leucemia va a experimentar menopausia temprana.

En aquellos casos de menopausia prematura causada por los tratamientos como la quimioterapia citotóxica, los ovarios a veces pueden volver a trabajar después de un período de tiempo.

Pero cabe aclarar que esto depende de muchos factores tales como la edad de la mujer, los tipos de medicamentos utilizados y la dosis suministrada.

También puede anticiparse la llegada de la menopausia por el consumo de ciertos tipos de medicamentos, con grandes dosis de hormonas.

Sin embargo, las variables que causan la menopausia precoz pueden ser diversas, desde la genética hasta la historia de vida de la mujer.

Además existen otras causas para la menopausia precoz, tales como:

  • Enfermedades autoinmunes: Se calcula que entre el 10 y el 30% de las mujeres afectadas por esta condición tienen enfermedades autoinmunes tales como el hipotiroidismo, enfermedad de Crohn, el lupus eritematoso sistémico o la artritis reumatoidea.
  • Condiciones genéticas: Tales como el fallo ovárico familiar (FOF) y la galactosemia pueden provocar menopausia temprana. Se estima que alrededor del 30% de las mujeres afectadas por la menopausia precoz tienen un familiar afectado por estas condiciones, esto sugiere una relación genética. También las condiciones caracterizadas por problemas de enzimas, tales como la hiperplasia suprarrenal congénita, pueden provocar una menopausia prematura. Además existen otras condiciones genéticas, como síndrome de Turner, que pueden causar menopausia temprana.
  • Infecciones virales: Si bien no existe evidencia concluyente se cree que algunas enfermedades virales tales como las paperas o el citomegalovirus, pueden desencadenar menopausia prematura o temprana en algunas mujeres.
  • Causas desconocidas: En la mayoría de los casos la causa de la menopausia prematura no puede ser hallada. A esto se lo conoce como falla ovárica idiopática.

Diagnóstico de la menopausia precoz o prematura

Diagnóstico de la menopausia prematura o precoz

Es importante que concurras a un médico si presentas síntomas de la menopausia precoz, para que éste te realice un diagnóstico y te indique un tratamiento apropiado.

Para diagnosticar la menopausia prematura, tu médico probablemente te realizará un examen físico y una extracción de sangre para descartar otras condiciones y/o enfermedades.

Para ello se pueden realizar una serie de estudios  y se deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Historia clínica, incluyendo los antecedentes familiares.
  • Se deben realizar estudios para descartar otras causas de la amenorrea (ausencia de menstruación) tales como la pérdida extrema de peso, el embarazo, alteraciones de otras hormonas y algunas enfermedades del sistema reproductor.
  • También se deben efectuar estudios para determinar si existen enfermedades autoinmunes asociadas con la menopausia prematura.
  • Asimismo debe ser descartada la presencia de problemas genéticos.
  • Además se tienen que realizar análisis de sangre en las distintas etapas del ciclo menstrual para verificar los niveles hormonales.

Tu médico puede requerir una prueba para medir los niveles de estradiol, ya que los niveles bajos de estradiol, que son una forma de estrógeno, pueden indicar que tus ovarios han empezado a fallar.

Cuando los niveles de estradiol se encuentran por debajo de 36, puede ser una señal de que se está travesando la menopausia.

Sin embargo, la prueba más importante es una prueba de sangre que mide la Hormona Folículo Estimulante (FSH), la cual hace que los ovarios produzcan estrógeno.

La FSH es liberada por la hipófisis, que se encuentra en la base del cerebro.

Cuando los niveles de FSH se encuentran por encima de 30 o 40 mUI/ml, generalmente es indicio de que estás en la menopausia.

Cabe destacar que siempre es importante e imperioso que concurras a un profesional de la salud si estás teniendo algunos o todos los síntomas de la menopausia prematura antes mencionados.

Si tú tienes menos de 40 años y tu menstruación es irregular, con fallas durante tres meses o más, deberías consultar con un médico especialista (ginecólogo) para una evaluación completa.

Problemas de salud relacionados con la menopausia prematura o precoz

Problemas de salud relacionados con la menopausia precoz

Algunas de las enfermedades relacionadas con la menopausia, ya sea prematura o no, son: las enfermedades cardiovasculares, la osteoporosis, la depresión, la ansiedad, la artrosis. etc.

Si bien la menopausia no es una enfermedad, está asociada con diversas condiciones y enfermedades, debido a la disminución de las hormonas femeninas que actúan como protección natural del organismo.

Es frecuente relacionar la menopausia con la depresión, la ansiedad, las enfermedades cardiovasculares, la osteoporosis y otras condiciones y enfermedades, pero afortunadamente existen muchas medidas a tomar para prevenirlas y tratarlas con el fin de lograr una mejor calidad de vida.

Entre los riesgos asociados a la perdida de estrógeno se encuentran mayores probabilidades de sufrir cáncer de colon y cáncer de ovario, enfermedad periodontal (que afecta a las encías y a la estructura de soporte de los dientes) y la formación de cataratas.

Algunas de las enfermedades y condiciones relacionadas con la menopausia, ya sea prematura o no, son:

  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Enfermedades de la tiroides.
  • Osteoporosis.
  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Incontinencia urinaria.
  • Infecciones urinarias.
  • Artrosis.

Tratamiento de la menopausia prematura o precoz

Tratamiento de la menopausia prematura o precoz

Siempre es recomendable acudir al ginecólogo y buscar también el asesoramiento psicológico para poder sobrellevar esta etapa de la mejor manera posible.

Es importante destacar que no existen tratamientos que puedan hacer que los ovarios vuelvan a funcionar.

Sin embrago, existen casos extraordinarios en los que los ovarios comienzan a trabajar de nuevo por razones desconocidas.

Según estudios 1 de cada 10 mujeres que son diagnosticadas con menopausia prematura puede, por razones que no están claras, quedar embarazada.

Las mujeres con menopausia precoz tienen un largo período de vida post-menopáusico, y por ende tienen un mayor riesgo de sufrir problemas de salud.

Para estas mujeres se puede recomendar la Terapia de Reemplazo Hormonal (TRH) tanto para el tratamiento de los síntomas como para reducir el riesgo de aparición de enfermedades cardiovasculares o osteoporosis.

Si bien la mayoría de las mujeres son capaces de realizar la Terapia de Reemplazo Hormonal, en algunos casos pueden ser recomendados otros tratamientos para los síntomas moderados o graves, si es que existen razones, tales como el cáncer de mama o de útero, donde no es posible realizar la terapia hormonal.

Tampoco es aconsejable cuando existen antecedentes de trombosis (coágulos de sangre en las venas o los pulmones), de enfermedades hepáticas graves o sangrado vaginal no diagnosticado, o un derrame cerebral.

Los efectos secundarios más comunes de la terapia de estrógeno son los dolores de senos y las nauseas.

Generalmente estos síntomas suelen mejorar con el tiempo o mediante la alteración de la dosis o el método de tratamiento.

La progesterona puede causar algunos efectos secundarios como depresión, hinchazón y cambios de humor, los cuales son síntomas similares a los del síndrome premenstrual.

Aquí puedes ver más información sobre la progesterona para completar tus dudas sobre este tema.

La menopausia prematura puede ser especialmente devastadora emocionalmente para aquellas mujeres que la sufren, por los siguientes motivos:

  • El dolor ante la perspectiva de no poder tener hijos.
  • El miedo a envejecer antes de tiempo.
  • El temor a que la pareja no la encuentre sexualmente atractiva.
  • Problemas de autoestima.

El asesoramiento psicológico y los grupos de auto-ayuda pueden ser una asistencia muy positiva para las mujeres que se encuentran en esta etapa de la vida.

Siempre es recomendable acudir al ginecólogo, para que éste determine las causas y el tratamiento apropiado a seguir para disminuir los síntomas y mejorar así la calidad de vida de la mujer.

¿Cómo retrasar la llegada de la menopausia prematura?

Cómo retrasar la llegada menopausia precoz

Adoptar un estilo de vida saludable, con ejercicio regular, una alimentación sana y natural y un descanso adecuado, es la mejor manera de retrasar la llegada de la menopausia precoz.

Si aún no has llegado a la menopausia lo mejor que puedes hacer para retrasar su llegada es mantener un estilo de vida saludable, evitando el tabaco, la cafeína y el alcohol, y realizando ejercicio de menara regular tres o cuatro veces por semana durante unos 20 a 30 minutos.

El ejercicio más recomendado puede ser aquel de tipo aeróbico, ya que produce mayor segregación de hormonas.

No es necesario que realices un entrenamiento intenso, por ejemplo a veces con sólo caminar o realizar algún otro tipo de ejercicio como natación o bicicleta será suficiente.

En cuanto a la alimentación debe ser saludable y balanceada.

Deberías incluir verduras y frutas frescas (principalmente aquellas ricas en vitamina C).

Y alimentos ricos en fitoestrógenos tales como el hinojo, el arroz integral, las semillas de girasol, el trigo y las cebollas.

Además debes incorporar proteínas como las que puedes encontrar en el pescado, y reducir la ingesta de sal.

También puedes incluir la soja en tu dieta diaria, ya que esta planta posee una alta composición de isoflavonas y fitoestrógenos, que son compuestos similares a los estrógenos que produce el cuerpo de la mujer y por lo tanto ayudan a aliviar y retrasar los síntomas.

Asimismo es muy importante que descanses correctamente, al menos entre 7 y 9 horas diarias, ya que la falta de descanso puede provocar fatiga y empeorar los síntomas de la menopausia precoz como la irritabilidad y la depresión.

Importante: Es especialmente importante concurrir al médico si tú o un miembro de tu familia tiene una enfermedad auto-inmune como el hipotiroidismo, la enfermedad de Graves, o lupus. O bien si has sido sometida a quimioterapia o radiación, has intentado sin éxito quedar embarazada durante más de un año, o tu madre o hermana ha experimentado menopausia prematura o precoz.

Quizás también te interese:

Enviar comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies