Síntomas de la Menopausia

Los síntomas más comunes de la menopausia son causados por cambios en los niveles hormonales en el sistema reproductivo femenino. Generalmente los primeros síntomas se hacen notar antes del cese del período. Estos síntomas afectan aproximadamente al 70% de las mujeres que se acercan a la menopausia.

A esta etapa de disminución y fluctuaciones en los niveles hormonales se la llama perimenopausia. Luego estos síntomas generalmente duran toda la transición de la menopausia, hasta aproximadamente los 55 años, no obstante algunas mujeres pueden experimentar los síntomas durante el resto de sus vidas.

Los síntomas de la menopausia son los siguientes:

  • Sofocos y/o escalofríos. Se estima que entre el 75% y el 85% de las mujeres que transitan la menopausia sufren sofocos. Los sofocos son una reacción del cuerpo a la disminución del estrógeno. En aquellas mujeres en las cuales la disminución de estrógeno se produce bruscamente (como en el caso de la menopausia inducida) los sofocos pueden ser una verdadera molestia. Esta sensación repentina de calor se da generalmente en el cuello, el pecho y sobre todo en la cara.
  • Pérdida de la líbido.
  • Sudoración nocturna y trastornos del sueño. La sudoración nocturna es cuando ocurren “sofocos” por la noche, que son generalmente más intensos. Estos problemas al dormir pueden provocar que la mujer se sienta cansada durante el día.
  • Aceleración del ritmo cardíaco.
  • Períodos menstruales irregulares. Si bien existen varias condiciones que pueden causar estos síntomas, la causa más común es el desequilibrio hormonal. Puede ocurrir que los períodos se den con más frecuencia, cada 24 días en lugar de cada 28 días, o por el contrario pueden retrasarse.
  • Disminución de la fertilidad.
  • Sequedad vaginal. Esta condición puede causar picor e irritación. También existe un mayor riesgo de sufrir infecciones. A medida que los niveles de estrógenos bajan, las paredes de la vagina adelgazan y pierden parte de su elasticidad. La vagina tiende a secarse y necesita más tiempo para lubricarse. Este síntoma de la menopausia puede ser producto de una repentina caída en los niveles de estrógeno (como ocurre con la menopausia inducida), también puede producirse por una menopausia prematura natural. De cualquier modo este síntoma es muy desagradable para quien lo experimenta, y puede ser un verdadero problema cuando ocurre a los 20 o 30 años. Todo esto produce cierto dolor y molestia cuando se mantienen relaciones sexuales.
  • Pérdida de la memoria.
  • Estados de ánimo variables. Cambios de humor y llanto. Se alternan períodos de felicidad y períodos de angustia.
  • Dificultad para concentrarse, desorientación y confusión mental.
  • Fatiga. Este es un síntoma muy común en aquellas mujeres que transitan la menopausia y disminuye notoriamente su calidad de vida. Quienes la sufren la definen como una sensación persistente de debilidad, cansancio y bajo nivel de energía.
  • Pérdida del pelo y aumento del vello facial. Debilidad del pelo. Es común la caída y rotura del pelo.
  • Mareos, aturdimiento y pérdida del equilibrio.
  • Aumento de peso. Principalmente aumento de la grasa abdominal y dificultad para eliminar el peso adquirido.
  • Incontinencia.
  • Hinchazón.
  • Aumento de alergias.
  • Cambios en el olor corporal.
  • Irritabilidad.
  • Trastornos de pánico.
  • Dolor en las mamas.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor en articulaciones, músculos u tendones.
  • Problemas de encías.
  • Problemas digestivos y dolores gastrointestinales.
  • Hormigueo en las extremidades.
  • Picazón en la piel.
  • Osteoporosis. Pérdida de calcio en la estructura ósea. Esto puede producir osteoporosis y pérdida de estatura.

A veces estos síntomas pueden ser disminuidos siguiendo una dieta saludable y realizando ejercicio físico. Pero otras veces pueden ser muy severos y es recomendable que tu médico te indique el o los tratamientos más apropiados para ti.

Lo más importante que debes saber es que casi todos estos síntomas son altamente tratables, si buscas la ayuda necesaria; no te encuentras sola en este momento, no eres la única mujer con estos síntomas, miles de mujeres atraviesan la menopausia y sin embargo tienen una vida prospera y llena de felicidad, no debes considerar que tu vida plena ha terminado por el contrario debes abrazar los cambios con sabiduría y optimismo.

Quizás también te interese: