Cuida tu sonrisa (y tu boca) en la menopausia

Cuida tu sonrisa en la menopausia

Es una realidad que se debe prestar mayor atención a la salud buco-dental durante la menopausia, sobre todo si se tiene en cuenta que la esperanza de vida ha aumentado mucho en los últimos tiempos.

Se estima que las mujeres españolas tienen una esperanza de vida de alrededor de 85 años, lo cual implica que pueden llegar a vivir hasta un 40% de su vida en la postmenopausia (el periodo de vida inmediatamente posterior a la menopausia).

No obstante, es posible llegar (incluso) a los 80 años con una buena sonrisa y salud bucodental, gracias a los adelantos tecnológicos como los que puedes encontrar en la clínica dental Madrid, y también a una serie de medidas sencillas que ayudan a prevenir problemas de encías, y otras enfermedades y problemas de la salud bucodental.

En este artículo te contaremos cuáles son los problemas más frecuentes que puede acarrear la llegada de la menopausia en tu boca y qué debes hacer para prevenirlos y sobrellevar esta situación de la mejor manera posible, de modo que puedas mantener una sonrisa radiante y sana con el paso del tiempo.

Cómo afecta la menopausia a la salud bucodental: Problemas más comunes en esta etapa

Cómo afecta la menopausia a la salud bucodental

Si bien en la menopausia se dan ciertos problemas en la salud bucal, no todas las pacientes tienen los mismos problemas, ni tampoco los sufren al mismo tiempo. De hecho, los problemas dentales pueden ser más agudos en algunas pacientes y menos en otras.

A continuación, te contamos cuáles son algunas de las principales complicaciones que pueden darse relacionadas con la menopausia.

Adelgazamiento de la mucosa bucal

Como resultado de la disminución de los niveles de hormonas femeninas (especialmente de los estrógenos) las mucosas bucales, y también las del resto del cuerpo, se debilitan y se vuelven más frágiles.

De este modo se reduce su función protectora. Por lo cual se deben extremar los cuidados de higiene bucal en esta etapa.

Sequedad bucal (xerostomía) o “síndrome de la boca seca”

En esta etapa de la vida las glándulas salivales tienden a producir menos saliva lo que lleva a sufrir de sequedad bucal. Esta disminución de la secreción salival produce que los tejidos estén menos húmedos y con ello se crea un ambiente favorable para la proliferación de bacterias.

Todo esto provoca malestar e incomodidad, además de la aparición de caries.

Recesión gingival

Otro de los efectos de la menopausia en la salud bucodental puede ser la regresión gingival, por la cual la encía, que es la encargada de sostener y sujetar el diente, se tiende a retraer y debilitar.

Como consecuencia la parte del diente que une la raíz con la corona queda expuesta, lo que provoca que se produzca una sensibilidad extrema a los agentes externos como por ejemplo las comidas o bebidas muy calientes o muy frías.

Todo esto, sumado a una sequedad en la boca inusual, puede conducir a desarrollar caries de origen radicular, es decir en la zona más próxima a la raíz de diente.

Asimismo, puede derivar en una piorrea o una periodontitis.

Síndrome de la boca ardiente

Este síndrome genera un fuerte ardor y una sensación de hormigueo y quemazón en la lengua, lo cual es sumamente molesto.

Además en algunas casos puede también afectar los labios y las encías.

Deterioro dental

Con el pasar de los años es normal que los dientes sufran un desgaste que puede traducirse en que se amarilleen, pierdan brillo y ganen opacidad.

También los bordes de los incisivos pueden verse más finos y resquebrajados, produciéndose, además, deformaciones.

Problemas de la articulación temporomandibular (ATM)

Uno de los problemas que conlleva la menopausia son los cambios anímicos los cuales en algunos casos pueden llevar a apretar los dientes de manera involuntaria, hasta el punto tal que en algunos casos es necesario usar férulas.

La articulación temporomandibular sirve para abrir y cerrar la boca, y como consecuencia de la menopausia pueden producirse complicaciones que lleven a producir chasquidos en la apertura e incluso dolor de oídos y/o cefaleas.

Pérdida de hueso

Hay diversos estudios que demuestran que existe una relación directa entre la osteoporosis y las enfermedades periodontales. Y es justamente en la menopausia cuando este tipo de problemas se agravan.

Ya que se produce una merma en el hueso alveolar que provoca una disminución en su capacidad de sujetar los dientes, los que al estar menos fijados y firmes, tienen más probabilidades de apiñarse, deformarse o caerse.

La importancia de la prevención para la salud bucodental en la menopausia

La importancia de la prevención para la salud bucodental en la menopausia

La prevención de la salud bucodental en la menopausia es la clave para disminuir al máximo las posibilidades de sufrir los problemas antes mencionados.

Es muy común que las personas al llegar esta etapa descuiden su higiene y salud dental, y solo acudan al dentista en casos de emergencia. Lo cual es un gran error, ya que es en esta etapa cuando más que nunca se deben extremar los cuidados y la higiene bucodental.

Si se acude al dentista solo en casos de emergencias, ello significa que el problema ya está avanzado, y esto complica el tratamiento y disminuye las posibilidades de tener éxito con el mismo.

La mejor manera de disminuir los efectos de la menopausia en los dientes es concurrir al dentista con regularidad (al menos dos veces al año) y seguir las pautas de higiene y salud dental recomendadas, como así también es importante cuidar la alimentación.

Si bien es cierto que esto no evita por completo la aparición de algunos de los problemas antes mencionados, sí se reducen en gran medida las posibilidades de que surjan.

5 consejos básicos (y fundamentales) para cuidar tus dientes al llegar a la menopausia

Cuidar tus dientes al llegar a la menopausia

A continuación, te contamos 5 consejos y medidas para mejorar tu salud bucodental y prevenir futuros problemas.

  • Enriquece tu dieta. Sobre todo con alimentos que incluyan vitaminas del tipo A, E y C. Esto es bueno porque este tipo de vitaminas fortalecen las mucosas y la piel. Las puedes incorporar en tu dieta mediante alimentos que las contengan e incluso con suplementos específicos.
  • Hidrátate bien. Si mantienes tu boca hidratada ayudarás a disminuir la placa bacteriana. Para ello deberías tomar al menos dos litros de agua al día. También puedes mascar chicles sin azúcar de sabor cítrico, lo que estimulará tus glándulas salivales.
  • Extrema las medidas de higiene bucodental. Es importante que uses pasta dental y colutorio de calidad y de forma diaria de manera que mantengas una buena higiene dental. El uso de hilo dental también es recomendable. Al elegir la pasta de dientes procura buscar una que tenga un índice de abrasividad bajo o medio, y utiliza un cepillo que tenga filamentos suaves que no dañen el esmalte dental.
  • Acude al dentista con regularidad. Deberías realizar al menos dos visitas anuales al dentista para hacer un control de la salud de tus dientes y encías. Es muy frecuente que el deterioro que se da con los años en la salud de los dientes sea asintomático por lo cual si visitas a tu dentista podrás detectar problemas a tiempo para realizar un tratamiento adecuado con mayores probabilidades de éxito.
  • Valora con tu dentista el estado de tu ATM. Finalmente es igualmente importante que consultes con tu dentista cómo se encuentra el estado de tu ATM, porque puede ser que necesites usar una férula.

Conclusión sobre el cuidado de la sonrisa en la menopausia

Conclusión sobre el cuidado de la sonrisa en la menopausia

Como has visto, la mayoría de los problemas bucodentales relacionados con la menopausia son consecuencia de un debilitamiento de los huesos por motivos de la disminución de los niveles de hormonas femeninas (principalmente los estrógenos), aunque también pueden deberse a otros motivos.

En algunos casos se puede aconsejar llevar a cabo Terapias de Reemplazo o Sustitución Hormonal, aunque no siempre son recomendables, por lo que el profesional tratante debe analizar cada caso en particular.

Además de esto, te mencionamos antes algunos cambios en tu estilo de vida y medidas simples (pero efectivas) que pueden ayudarte a prevenir los problemas bucodentales en la menopausia.

¡Ya sabes qué tienes que hacer para cuidar tu sonrisa en la menopausia!

Cuéntanos en los comentarios qué opinas al respecto. ¿Ya has adoptado algunas de las medidas y consejos antes mencionados? Nos encantaría conocer tu opinión y que la compartas con nuestra comunidad.

Si te has quedado con dudas, puedes dejarlas en los comentarios y te responderemos a la brevedad.

 

IMPORTANTE: Recuerda por favor que esta información es solo de carácter educativo, no sustituye el consejo ni la opinión médica profesional. Ante cualquier duda con respecto a tu salud busca asesoramiento de tu médico de confianza.

 

Quizás también te interese:

 

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para cumplir con la Ley de Protección de Datos (RGPD) y que tus datos estén a salvo, debes leer y aceptar nuestra Política de Privacidad.

– Responsable: Ramiro Rementería.

– Finalidad: la finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este sitio web.

– Legitimación: tu consentimiento de que quieres comunicarte con nosotros.

– Destinatarios: los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks, nuestro proveedor de hosting, que también cumple con el RGPD.

– Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos, así como derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!

Pin It on Pinterest